La Verdad

«Nunca hemos sentido vértigo artístico»

Lori Meyers
Lori Meyers / Víctor Lerena
  • Lori Meyers , grupo musical

  • Lori Meyers adelanta su nuevo álbum, 'En la espiral', antes de su esperado concierto en el WAM Estrella de Levante

Lo sabe hasta mi vecina la sinfónica, que los escucha a escondidas entre sus prácticas de violoncello, pero no está de más recordar que Lori Meyers es una de las bandas líderes del pop-rock español, ese que algunos llaman indie. Las evidencias son concluyentes. Tras casi cuatro años de silencio discográfico, su recién publicado sexto álbum de estudio, 'En la espiral', se ha asentado en el top 1 de ventas, pese a ofrecer un repertorio no tan pulido y redondeado como el de entregas anteriores. Los festivales se los rifan -en Murcia los veremos en el WAM Estrella de Levante y no será su penúltima actuación en la ciudad este año- y para renovar con Universal, se han permitido el lujo de exigirle a la compañía multinacional que publique en vinilo sus discos previos. Los granadinos de Loja tienen a Murcia como una de sus ciudades fetiche, como me confiesa su baterista y miembro fundador Alfredo Núñez.

-Enhorabuena. Nuevo disco y directo al nº1.

-Gracias. Sí, la verdad es que estamos contentos y con muchas ganas.

-Y eso que el disco se abre y se cierra de modo un tanto psicodélico con 'Vértigo I y II'. ¿Qué le da vértigo, pues, a Lori Meyers?

-Buena pregunta. Pues la verdad es que en el sentido artístico nunca hemos sentido vértigo. Más bien es una referencia a ese vértigo en el que la sociedad nos sume. Esa sociedad espiral, ombliguista, cada vez más individualizada y con mayor pérdida de valores. Eso es lo que da vértigo, el ver que nos estamos deshumanizando cada vez más. A nivel artístico y laboral, los Lori siempre hemos sido tres amigos muy echados para delante y que hemos visto las cosas con mucha naturalidad.

-Antonio Arias [Lagartija Nick] canta en la primera.

-Sí, lo llamamos cuando estábamos grabando voces porque Noni quería que le ayudase con algunos párrafos que faltaban para conjugar los dos vértigos. Pero llegó al estudio, escuchó la uno y dijo: 'aquí me apetece meter algo, ponedme el micro y luego si no os gusta lo tiráis'. Y fue tan genial lo que hizo que cómo lo íbamos a quitar. Toda la parte en la que canta era en principio instrumental. Fue todo muy espontáneo.

-'En la espiral' me parece un disco, no sé si más oscuro, pero sí más profundo que trabajos anteriores. Menos pop al uso, más intenso...

-Sí, cualquiera de estas palabras que mencionas puede valer para ayudar a definir el disco. En mi opinión, es un disco un poco más maduro y creo que tal vez se deba a que lo hemos trabajado desde la base del local de ensayo, de irnos los tres a echarle mañanas y mañanas, a darle vueltas a los acordes, a la inmediatez del trabajo del día a día. Si te fijas, hay canciones que comienzan de una forma y terminan con una parte instrumental o directamente de otra manera. Creo que esa manera de trabajar ha hecho que el disco se enriquezca en el aspecto musical.

-Tampoco es que hayan huido del single, pero 'Evolución' o 'Siempre brilla el sol' me parecen menos pulidos, no hit-singles tan nítidos como 'Luces de neón', 'Mi realidad' o 'Emborracharme'. ¿O qué?

-No. Pero en realidad somos de los que a la hora de elegir los singles dejamos que sean los amigos, la familia o la gente de la discográfica quienes los propongan. No somos buenos en eso. A mí por ejemplo 'Vértigo I' me parece muy buena, pero seguramente haya otras más apropiadas. 'Evolución' es de las más inmediatas de un disco, en general, de canciones menos inmediatas. Pero también un disco más denso y con más lecturas, con más donde descubrir.

-No tengo muy claro si la evolución que describen en esa canción ('Evolución') es muy esperanzadora o más bien lo contrario pero, en todo caso, ¿cómo ve la evolución de Lori Meyers?

-Pues yo creo que ha sido una evolución positiva, desde la base que siempre hemos tenido de la humildad, de querer siempre aprender más, de seguir dando pasitos adelante, tanto en lo musical como en lo personal, ya desde 'Viaje de estudios' [su primer disco, en 2004]. Una evolución sensata, honesta y natural. Nosotros somos de Loja, de familia humilde y siempre hemos dicho que ya que la música nos ha dado la oportunidad de hacer de ella nuestra profesión, debemos intentar aportar algo, devolverle algo. Esa ha sido una de nuestras premisas.

-¿Ha cambiado mucho la dinámica de trabajo de los primeros años a ahora?

-Bueno, precisamente con este disco esa dinámica ha vuelto un poco a la de los dos primeros discos, a trabajarlo todo más desde el local de ensayo, más como en los primeros tiempos cuando éramos más jóvenes. Con este disco hemos querido recuperar un poco eso. Porque es verdad que desde 'Cuando el destino nos alcance' empezamos a trabajar muchos pasos de una manera más individual, una idea más de casa sobre la que trabajar en el estudio. Pero insisto en que este disco nos propusimos trabajarlo todo desde cero en el local, cambiando ritmos, acordes, melodías, probar para ver qué iba saliendo y decidir. Yo al menos sí aprecio las diferencias, de alguna manera las estructuras son más abiertas.

-El otro día escuché una canción y pensé: 'hey, esto es muy Lori'. Pero no era Lori.

-[Ríe] Nosotros cuando empezamos todo el mundo, incluida la prensa, decía que éramos Los Planetas; con el segundo, éramos Los Brincos del siglo XXI... Con los primeros discos la gente te intenta encajar en algún canon, es algo muy de la prensa de este país, en otros países se lleva mucho menos esto de buscar las conexiones con otros artistas. Lo entiendo, eh, porque lo primero cuando te recomiendan un grupo es decir: '¿de qué rollo es?'. Pero un grupo va haciendo su sonido a lo largo de su carrera. Que llegue gente joven con influencias de Lori Meyers para nosotros es un privilegio. Las referencias son necesarias y siempre van a existir.

-¿Y el indie español, lo aprecia con buena salud?

-Yo creo que sí. El problema es que tenemos una cultura impositiva que es totalmente abusiva y que grava la música como artículo de lujo, con el triste 21% de IVA. Sin embargo, creo que vivimos una actualidad con grupos muy en forma, gente que llega sabiendo mucho ya desde pequeños, sin miedo a salirse del tiesto y con muchos menos prejuicios de los que había antes. Esto me parece genial.

-Oiga, lo de Lori con Murcia es casi un flechazo. En mayo vuelven al WAM.

-De siempre, de siempre. Nosotros le tenemos que agradecer un montón a la gente de Murcia, que es un gran público con el que siempre contamos. El año que tocamos en el SOS después de Suede fue un punto de inflexión para Lori Meyers, pero también en cuanto a que la gente empezó a ver que los grupos españoles podían estar al mismo nivel de exigencia que los cabezas de cartel. Estamos encantados de volver al SOS.

-Al WAM, ahora es WAM.

-Al WAM y al SOS, a los dos.

-Que no, que ahora... Bueno, da igual.