Muere un piloto murciano de 26 años al estrellarse con un F-18 en la base de Torrejón de Ardoz

Bomberos y personal de emergencias, en la zona del siniestro, donde han quedado esparcidos los restos del caza. A la izquierda, fotografía del piloto fallecido. / Fernando Villar / EFE

Fernando Pérez Serrano, de 26 años, falleció pasadas las 11 de la mañana al no poder eyectarse tras sufrir una pérdida de potencia durante la maniobra de despegue

A. NEGRE / LA VERDADMURCIA

El piloto del Ejército del Aire Fernando Pérez Serrano, de 26 años y natural de Murcia, ha muerto esta mañana al estrellarse un caza F-18 del Ala 12 dentro de la Base Aérea de Torrejón de Ardoz (Madrid) pasadas las 11 de la mañana. El siniestro ha ocurrido durante las maniobras de despegue, el piloto no ha podido eyectarse y la causa ha sido una pérdida de potencia del aparato, según el Ministerio de Defensa.

El fallecido, nacido en Alcantarilla y soltero, pertenecía a la promoción 65 e ingresó en la Academia General del Aire en 2009 y sumaba más de 700 horas de vuelo y fue número 1 de su promoción. Desde julio de 2014 estaba destinado en el Ala 12, con sede en la Base Aérea de Torrejón.

El piloto pasó sus seis primeros años de vida en su localidad natal. Según ha podido saber ‘La Verdad’, el padre del difunto, Fernando Pérez Nicolás, fue comandante jefe de la Escuadrilla de Zapadores Paracaidistas (EZAPAC) de la base aérea de Alcantarilla a comienzos de los 90 por lo que la familia vivió esos años dentro de la propia instalación militar.

Nacido en el seno de una familia vinculada al Ejército, Pérez Serrano se desplazó más tarde, con unos seis años, a Sevilla y a Madrid, donde actualmente residen sus padres. El joven conservaba, no obstante, familiares en Murcia a los que visitaba con regularidad, por lo que no había perdido del todo el vínculo con esta región.

La Comisión para la investigación técnica de accidentes de aeronaves militares, dependiente del propio Ejército del Aire, está acudiendo al lugar de los hechos para recabar toda la información sobre las causas del siniestro.

Más información

Hace solo cinco días, el pasado jueves 12 de octubre, día de la Fiesta Nacional, falleció el capitán Borja Aybar García tras sufrir un accidente el caza Eurofighter del Ala 14 que pilotaba cerca de la Base de Los Llanos (Albacete), cuando regresaba del desfile aéreo de Madrid. De 34 años, casado y con un hijo de cuatro meses, Aybar tenía 1.200 horas de vuelo y su caza se estrelló durante la maniobra de aterrizaje.

Con respecto al modelo F-18, se trata del segundo accidente mortal de un componente del Ala 12 de Torrejón de Ardoz, después de que un teniente coronel falleciese en noviembre de 1991, hace casi 26 años, tras estrellarse en el polígono de tiro de las Bardenas (Navarra).

Más recientemente, en marzo de 2000, tuvo lugar el último siniestro con fallecidos de este tipo de caza. Dos F-18 del Ala 15 de Zaragoza chocaron en el aire tras realizar unas prácticas de tiro en las Bardenas. Como consecuencia de la colisión, los aviones se incendiaron y se precipitaron sobre una zona cercana a la localidad aragonesa de Ejea de los Caballeros. Uno de los pilotos, el capitán Ignacio Segura, salmantino de 33 años, falleció en el siniestro.

La ministra de Defensa, María Dolores de Cospedal, se reunió con los familiares del teniente Fernando Pérez Serrano. Nada más aterrizar en la base aérea de Torrejón, sobre las 17 horas, al regresar de su visita a los cuarteles de Cataluña, la ministra se reunió en esta instalación militar con los padres del teniente fallecido, a pocos metros del lugar del accidente.

Acompañada por el jefe de Estado Mayor de la Defensa (JEMAD), general Fernando Alejandre, y del jefe de Estado Mayor del Ejército del Aire (JEMA), general Javier Salto, la ministra conversó con los padres de la víctima, a quienes transmitió el pesar el nombre también del Gobierno.

Ya ha quedado instalada la capilla ardiente y se prevé que el funeral se oficie este miércoles en la base, donde ondean banderas a media asta.

Fotos

Vídeos