Pijo continúa su labor social apoyando a Dismo

Andrés Aráez, 'partner' de la marca Pijo, visitó las instalaciones de Dismo de la mano de su presidente, Salvador García.
/P. P.
Andrés Aráez, 'partner' de la marca Pijo, visitó las instalaciones de Dismo de la mano de su presidente, Salvador García. / P. P.

La marca murciana aporta más de 1.600 euros a esta asociación de discapacitados para ampliar recursos y materiales en sus departamentos de tratamiento

EFQ. MURCIA

Suma y sigue en su apoyo a la sociedad de la Región. Pijo, marca murciana de aperitivos que lleva en su genética la responsabilidad social, continúa con su labor solidaria y en esta ocasión su ayuda ha tenido como beneficiaria a la Asociación de Discapacitados de Molina de Segura (Dismo). Esta entidad, que presta servicio a usuarios de la zona de la Vega Media, ha recibido una donación de 1.605 euros para ampliar recursos y materiales de sus departamentos de tratamiento. «Es de agradecer el apoyo de empresas privadas como Pijo, sin las que nuestra labor sería muy complicada», destaca Salvador García, presidente de Dismo, cuyas instalaciones visitó el pasado 16 de enero el partner de la marca, Andrés Aráez.

«Ver cómo trabajan asociaciones como esta es muy bonito, su labor es extraordinaria y admirable, y colaborar con ellas es el pilar de la filosofía que guía nuestro proyecto desde que nació», indica Aráez. «Apoyar causas sociales como esta es una enorme satisfacción y con nuestro proyecto 'Pijo Generación de Valores' queremos devolver a la sociedad una gran parte de lo que nos da», señala.

La primera colaboración fue con la Asociación de Famosos y Deportistas Contra el Cáncer (Afadeca), a la que se hizo una donación para ayudar a la creación de un parque lúdico-recreativo en la unidad de Oncología Infantil del Hospital Virgen de la Arrixaca de Murcia.

Después, la destinataria fue Assido, la Asociación para personas con Síndrome de Down-Murcia, y la colaboración fue doble, con una donación económica para su proyecto Ressido y facilitando la inclusión laboral de sus usuarios.

Además, ha colaborado con Abamur, la asociación sin ánimo de lucro integrada por afectados, familiares, terapeutas y amigos de personas con Trastornos del Espectro Autista (TEA). El objetivo es dar más visibilidad a la realidad en torno al autismo y apoyar a la entidad en proyectos como su escuela de verano y sus clases de apoyo escolar.

Un proyecto empresarial que viste la camiseta de la murcianía no solo en los sabores que ofrece al mercado, sino también en su producción. «Uno de nuestros principales objetivos es fortalecer y apoyar al empresariado y al trabajador murciano, con la voluntad de que el proceso productivo -ingredientes, elaboración, bolsas, cajas...- sea desarrollado en la Región de Murcia», manifiesta Aráez.

Y para fomentar el trabajo en la Región desarrolla otros proyectos de colaboración, como el establecido con el Ayuntamiento de Alguazas en el que se ceden terrenos en desuso para que los exploten desempleados. «Hemos acordado comprar las patatas que cultivan estos agricultores para que nosotros contemos con producto murciano y ellos puedan tener unos ingresos», destaca Aráez, que quiere ampliar esta colaboración a otros municipios.

La marca Pijo cuenta con varios productos en el mercado: cuatro variedades de patatas fritas (Finísimas al punto de sal, Limón&Pimienta y Pollo al Pimentón, y Aceituna Negra), alcachofas en conserva y ensalada murciana. Además, en breve se sumará un sabor de lo más murciano a la gama de patatas: al ajo cabañil.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos