«Es algo que piden los propios alumnos»

Los profesores asociados de Medicina de Familia de la UMU subrayan que son «los propios estudiantes los que demandan la asignatura» en las encuestas que se distribuyen al final de sus prácticas en los centros de salud (actualmente hacen un rotatorio de tres semanas en el último curso). Lo más valorado son aspectos como «la atención centrada en la persona, el abordaje biopsicosocial» y la asistencia domiciliaria. Los alumnos destacan «que esos aprendizajes son esenciales para su formación como médicos sea cual sea su especialización futura», señalan los profesores. Si nadie discute que un futuro oftalmólogo tenga que estudiar Traumatología y viceversa, «nadie debería dudar de que ambos deben conocer la medicina de familia», advierten.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos