Cs pide rebajar la propuesta de la Asamblea contra los aforamientos

El partido registra en el Congreso una enmienda relativa a la detención de diputados y consejeros que rechazó en el Parlamento murciano

Gregorio Mármol
GREGORIO MÁRMOLCartagena

De la eliminación total de los aforamientos «sin matices» en la Asamblea Regional a la eliminación de los aforamientos con condiciones en el Congreso de los Diputados. En la única enmienda al proyecto de reforma del Estatuto de Autonomía de la Región de Murcia, el Grupo Parlamentario de Ciudadanos ha planteado que los artículos 25 y 33 mantengan que los diputados regionales y miembros del Consejo de Gobierno no podrán ser detenidos mientras no lo decida un juez. Dicha prerrogativa fue rechazada por el partido naranja cuando la propuso el PP, durante la tramitación de la reforma en la Asamblea, en abril.

El plazo de presentación de enmiendas a la propuesta de reforma del Estatuto se cerró el martes con la única observación de Ciudadanos. Permanecía abierto desde septiembre y fue ampliado en doce ocasiones. Según el diputado Miguel Garaulet, en esas demoras influyó la campaña electoral en Cataluña y la inactividad parlamentaria de enero. La enmienda pasará ahora a la Comisión Constitucional, que preside el diputado popular Jesús Posadas, para su debate y votación, junto con el texto reformado. Dicho órgano tiene previsto reunirse el próximo martes, sin orden del día establecido aún. Su siguiente convocatoria está fijada para el 18 de abril.

Del texto registrado por Cs y justificado como «mejora técnica» desaparece la condición de aforados de diputados y consejeros, puesto que ya no sería el Tribunal Superior de Justicia el encargado de decidir sobre su situación en caso de ser acusados de la comisión de un delito. Pero introduce párrafos donde especifica que durante su mandato no podrán ser detenidos ni retenidos «por presuntos actos delictivos cometidos sino en caso de flagrante delito, en tanto decide el juzgado o tribunal ordinario, competente y predeterminado por la Ley, sobre su inculpación, prisión, procesamiento y juicio». Una propuesta similar del PP fue tumbada el pasado abril en la Asamblea con el voto necesario de Cs, cuyo portavoz, Miguel Sánchez, abogó por la eliminación total de los aforamientos, «sin matices».

Garaulet justificó ayer la introducción de los nuevos párrafos como un «error en el corta y pega» atribuida al texto que llegó a Madrid desde Cartagena y destacó que lo importante para Cs es que se mantiene la eliminación de los aforamientos. «No hay ningún ánimo de ir contra lo que se votó en la Asamblea», aseguró.

En cambio, la diputada socialista María González Veracruz, consideró que es una «situación extraña que Cs haga ahora suyo un planteamiento del PP. No está siendo nada coherente y solo con el tiempo podremos entender algo».

Freno a la oficina antifraude

En la Asamblea, la abstención de Cs permitió ayer al PP frenar una moción de Podemos para la creación de una oficina regional contra el fraude. El portavoz del partido de izquierdas, Óscar Urralburu, denunció 23 años de «corrupción» del PP en Murcia y justificó su medida por la necesidad de hacer aflorar 10.000 millones de euros de la economía sumergida. Una cuarta parte de ese dinero iría en impuestos a la Comunidad e insistió en reforzar la plantilla de inspectores. «Por cada uno nuevo podrían salir a flote 4 millones», destacó.

El PP calificó su iniciativa como un «tribunal de la inquisición». Su diputado Domingo Coronado destacó que en esta legislatura ya se han creado dos cuerpos especializados en materia tributaria. Cs fue clave en la votación al entender que la oficina antifraude es necesaria, pero regulada por una futura ley de Transparencia.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos