La Verdad Digital
Lunes, 2 de enero de 2006
 Webmail    Alertas   Envío de titulares   Página de inicio
PORTADA EL PERIÓDICO ECONOMÍA DEPORTES OCIO CLASIFICADOS SERVICIOS CENTRO COMERCIAL PORTALES
LO + BUSCADO

-Esquí
-Compañías aereas
-Solidaridad
-Mp3
-Juguetes
-Regalos
-Calefacción
-Nieve
-Perfumes
-Deportes motor
Haz click en la categoría escogida...
DEPORTES
DEPORTES
«Salimos vivos de milagro»
La expedición murciana al Huandoy tuvo que abandonar por los desprendimientos «Hemos sufrido continuos golpes de rocas que podían habernos matado»
TRAS EL SUSTO. De izquierda a derecha, Armando Alba, José Luis García Gallego, Raúl García y José Pardo, tras bajar de la pared. / LV
Imprimir noticiaImprimirEnviar noticiaEnviar
LA EXPEDICIÓN
Objetivo: Nueva ruta al Huandoy (Perú).

Denominación: Expedición Murcia, cruce de caminos.

Integrantes: Armando Alba, José Luis García Gallego, Raúl García y José Pardo.

Apoyo: Un equipo de Tele 5 que emitió imágenes en directo.

Repercusión: Más de 53 telediarios y un total acumulado de 130 millones de espectadores de audiencia.
No pensaban pasar el Año Nuevo en casa. Es más, si las cosas hubieran salido tal y como lo tenían pensado, las hipotéticas uvas se las hubiesen comido -si po- dían- colgados a casi seis mil metros de altura en la pared rocosa del Huandoy peruano. Pero en la montaña ya se sabe que el hombre propone y las condiciones climatológicas disponen y a la postre mandan. La expedición Murcia, cruce de caminos no ha tenido más remedio que regresar, bien a su pesar a casa. Como cuenta José Luis García Gallego, uno de sus integrantes y experimentado montañero, «hemos salido vivos de milagro. Fíjese si tengo ya experiencia y horas y días acumulados en la montaña. Pues bien, no exagero si le digo que es la expedición más dura de mi vida.»

Y todo por los desprendimientos de trozos de roca que casi acaban con sus vidas: «Era la primera vez que unos españoles íbamos a esa pared y la idea era abrir una nueva ruta en el Huandoy. Pero fuimos ya fuera de temporada y nos encontramos con unas condiciones adversas». Relata el por qué: «En la zona se ha padecido la sequía más prolongada en los últimos 50 años. Y eso ha hecho que las rocas, que normalmente están amalgamadas con hielo y nieve, se hayan quedado sueltas al deshelarse y se estén produciendo desprendimientos de rocas hasta dos y tres veces al día. Algunos trozos no nos han matado de milagro e incluso hemos sufrido algunos golpes aunque afortunadamente no han sido graves».

Por eso no han tenido más remedio que abandonar bien a su pesar: «Seguir hubiera sido poner en peligro nuestra vidas. Y aunque no nos faltaba mucho -hemos llegado a los 5.700 metros de los 6.160 que tiene la pared-, lo más sensato era abandonar y dejarlo para otra ocasión».

Volver, la idea

Eso, porque en la mente de José Luis García Gallego y sus compañeros está la idea de regresar para acabar lo que no han podido concluir en esta ocasión.

«Nos hemos pasado 40 días colgados de la pared entre cinco mil y seis mil metros de altura y no descartamos regresar. Pero antes hay que hablar de nuevo con Tele 5 para conseguir que sigan patrocinando nuestra expedición. La cobertura informativa que nos ha dado Tele 5 ha sido magnífica. Junto a nosotros ha estado, en el campamento base, un equipo de Tele 5 que ha ofrecido a toda la audiencia española nuestras peripecias y vicisitudes. Hemos salido en cincuenta y pico telediarios y los cálculos son que hemos sido vistos por un total de 130 millones de espectadores a lo largo de todos esos programas».

Los problemas

García Gallego sabe que no podrán volver en la época en la que ahora fueron: «Allí en agosto se acaba la temporada y lo demás es una aventura. Nosotros lo conocíamos, pero aún así quisimos arriesgar. Sabíamos que el Huandoy es una pared de roca de escasa calidad, con pocas grietas a las que agarrarse y con temperaturas siempre bajo cero porque no le da nunca el sol. Pero aún así merecía la pena. Y eso que yo pasé un principio de neumonía de la que tuve que recuperarme durante cinco días en Lima».

Pese a todo ello, porque la montaña la llevan en la sangre, García Gallego y sus compañeros volverán en cuanto les sea posible para acabar lo que ahora, por imponderables de la climatología, han dejado sin concluir.



Vocento
LA VERDAD DIGITAL, S.L. (SOCIEDAD UNIPERSONAL). Camino Viejo de Monteagudo s/n. 30160. Murcia. CIF: B73096802.
Inscrita en el Registro Mercantil de Murcia al Tomo 1.709, Libro 0, Folio 41, Sección 8, Hoja nº MU34509, Inscripción primera.