«Hay pensionistas que no pueden ni comprar medicamentos»

Gloria Cánovas, frente a la sede de CCOO. /Edu Botella / AGM
Gloria Cánovas, frente a la sede de CCOO. / Edu Botella / AGM

Los líderes del movimiento de jubilados en la Región cuentan a 'La Verdad' las razones de su activismo

Marta Semitiel
MARTA SEMITIELMurcia

Los derechos. Ese alud de garantías conseguidas por unos cuantos y que respaldan a todos los ciudadanos. Ese paraguas que muchos creían inquebrantable, pero que parece cerrarse cuando más arrecia la tormenta. Algunos derechos son una marioneta que baila en manos del poder. Como las pensiones. Un seguro de vida que los jubilados comienzan a ver comprometido tras el "saqueo cometido en los últimos años a eso que llamamos la hucha de las pensiones", comenta Antonio Conchillo, secretario general de la Unión de Pensionistas y Jubilados de UGT, "han metido tanto la mano que ya no queda ni para una paga extra".

Él es uno de los líderes del movimiento de pensionistas indignados de la Región, aunque se reconoce como "un privilegiado" cuando se compara con muchos de los jubilados que acuden al sindicato: "Yo cobro la pensión más alta porque fui profesor, pero es muy triste ver la situación de exclusión social a la que están llegando muchos pensionistas".

De los 245.000 murcianos que cobran esta retribución, más de 100.000 personas en la Región reciben menos de 675 euros al mes. A Conchillo se le ocurren dos supuestos para mejorar el actual sistema de pensiones: "Que quiten el IRPF que retienen y que con eso sigan haciendo frente a las pagas, o que creen un impuesto específico para poder recaudar dinero destinado a las pensiones. Y si no, que a los que más cobramos nos reduzcan para darle a los que menos reciben. A mí no me importaría que me quitasen 100 euros al mes, si con eso aumentan las más bajas".

Vivir con lo justo

Gloria Cánovas tiene 63 años y hace diez que es pensionista. También es la secretaria general de la Federación Regional de Pensionistas y Jubilados de CCOO. La otra cara visible de las protestas en la Región. Con una paga de unos 900 euros al mes, paga su alquiler de 300 euros, come y aún "arrima el hombro" para ayudar a su hijo y su nuera, ambos en situación de desempleo. "Los meses que ellos encuentran trabajo puedo ahorrar un poco, pero es para seguir ayudándoles cuando les haga falta", reconoce.

Antonio Conchillo en su despacho de UGT.
Antonio Conchillo en su despacho de UGT. / Edu Botella / AGM

Gloria recuerda la época dorada en la que era limpiadora en la ciudad sanitaria y cobraba un sueldo de unos 1.600 al mes. Un accidente de tráfico hizo que le otorgaran la incapacidad y pasó a cobrar una pensión de 600 euros. En los últimos 5 años, su paga ha subido un 0,25%, "pero eso ha hecho que me suban también el IRPF y, a fin de cuentas, cobro lo mismo que antes. Lo comido por lo servido, que se dice". A pesar de que su caso no es de los peores, Cánovas reconoce "vivir con lo justo, se va como se puede, estrecho. Al final te acostumbras".

Casi a diario, Gloria asesora a los pensionistas que acuden a CCOO en busca de respuestas: "Se ven situaciones de todo tipo, pero las más duras son las de personas que cobran la no contributiva, que son 200 o 300 euros al mes. No tienen ni para comprar medicamentos".

Las pensiones del futuro

Desde que en 2017 se iniciaron las protestas, tanto Gloria como Antonio han intentado difundir entre el colectivo pensionista murciano la necesidad de reivindicación. "Pero la gran mayoría no sale a la calle porque se ha acomodado. Las personas mayores tienen muy asumida la cultura del miedo, de no protestar, por si acaso eso provoca una situación peor", considera Conchillo.

"Yo siempre les digo lo mismo: si están de acuerdo con lo que cobran, que se queden en sus casas, pero si no, que salgan a la calle, porque tenemos que hacer que el Gobierno nos oiga. Además, les diría que las protestas no solo son por nosotros, lo que estamos defendiendo son las pensiones del futuro, las de sus hijos y sus nietos", secunda Cánovas.

Ambos reclaman pensiones dignas para todos, "a nivel de las europeas y en ningún caso por debajo de los 1.000 euros al mes".

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos