Una pelea por los rebuznos de un burro destapa una plantación de marihuana

Algunas de las plantas de marihuana localizadas en la casa./CNP
Algunas de las plantas de marihuana localizadas en la casa. / CNP

La Policía localiza casi 70 plantas en una nave de Murcia después de que su dueño alertase de que se sentía amedrentado por sus vecinos

LA VERDADMURCIA

Los rebuznos del burro de su vecino lo tenían tan harto que decidió tomar medidas sin imaginarse, ni por asomo, que esa decisión le acabaría llevando ante la Justicia. Un vecino de Murcia ha sido detenido por la Policía Nacional después de que los agentes descubriesen en su vivienda una plantación con cerca de 70 plantas de marihuana. El hallazgo se produjo, según explicaron fuentes de la comisaría, después de que el sospechoso hubiera solicitado ayuda de una patrulla al sentirse amedrentado tras ir a enfrentarse con sus vecinos por las molestias generadas por los rebuznos de su burro.

Los hechos ocurrieron hace unos días en una nave industrial, propiedad del ahora detenido, en Murcia. Tal y como explicaron las fuentes, telefoneó al 091 tras atrincherarse en las instalaciones al sentirse atemorizado por sus vecinos. Según explicó, había tenido una disputa con ellos a causa del animal, que solían atar a la puerta de su propia nave. Dadas las molestias que el pollino le generaba, había decidido ir a hablar con sus vecinos esgrimiendo un hacha, un arma con la que supuestamente llegó a amenazarlos.

Después, el sospechoso, de 44 años y nacionalidad española, ante la reacción de estos, regresó a su nave para refugiarse y alertó a la Policía.

El sospechoso aseguró a los agentes que cultivaba la droga para su consumo personal

Los agentes de la comisaría de distrito de San Andrés se acercaron al lugar para investigar esas supuestas amenazas vecinales motivadas por el ruido generado por el burro. Una vez allí, el hombre les entregó el hacha con la que supuestamente se había presentado ante los residentes más cercanos. Para los policías, sin embargo, no pasó desapercibido el fuerte olor a marihuana que emanaba de las instalaciones. Preguntado por él, el ahora detenido explicó que provenía de la parte de arriba de la nave industrial donde, aseguró, cultivaba varias plantas de cannabis para su consumo particular.

Ante este dato, los agentes decidieron subir para comprobar el alcance de la plantación y encontraron hasta 69 plantas de marihuana en diferente estado de crecimiento. Según explicaron fuentes del cuerpo, el detenido tenía también transformadores, focos halógenos, aparatos de aire acondicionados y demás instrumentos para acelerar el crecimiento de las plantas.

El propietario de la nave industrial fue arrestado por un presunto delito contra la salud pública y otro supuesto delito de amenazas. Fue trasladado a la comisaría y puesto a disposición ante un juzgado de instrucción de Murcia.

El Código Penal castiga el delito de tráfico de drogas con penas de prisión de tres a seis años y multa del triple del valor de la droga objeto del delito. El delito de amenazas acarrea, en los casos más graves, penas de hasta cinco años.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos