Pedro Antonio Ríos: «Gobernar es acordar, aunque tengas mayoría absoluta»

Pedro Antonio Ríos./ N. García
Pedro Antonio Ríos. / N. García

«No entiendo la división de la izquierda cuando los conflictos sociales siguen sin resolverse», reflexiona el exdiputado de IU y ex director general de Costas

Julián Mollejo
JULIÁN MOLLEJOMurcia

Pedro Antonio Ríos (Murcia, 1950) ha reunido en el libro 'Vivo y opino' sus mejores artículos publicados en 'La Verdad' durante los últimos años y lo presenta hoy, a las 19 horas, en el salón de actos del Casino de Murcia. El volumen es una muestra de sus treinta años de experiencia política, desde que en 1979 fue elegido concejal de Murcia por el PCE, una etapa en la que llegó a ser figura clave de la política regional. Fue diputado en el Congreso durante 16 años y parlamentario regional por IU, para pasar después a colaborar con el PSOE y ocupar cargos en el Gobierno central de Rodríguez Zapatero. Jubilado desde hace dos años, su evolución ha estado marcada siempre por el diálogo y el acuerdo supeditado al interés general.

-¿Echa de menos la política activa?

-Sí, porque han sido treinta años dedicados a la política desde que te levantas hasta que te acuestas, y los he vivido muy intensamente. Se nota el cambio. Pero también he salido ganando, porque ahora estoy viendo crecer a mis nietos, y dedico más tiempo a mi familia, a los amigos... Y sigo la política desde un segundo plano. El compromiso con la sociedad lo mantengo.

«Los partidos políticos gastan mucho tiempo en hablar de que lo malo son los otros»

-De todos los asuntos sobre los que reflexiona en el libro, ¿cuáles destacaría vistos ahora con perspectiva?

-Destacaría tres grandes bloques. Uno es sobre el tipo de sociedad que estamos organizando, en el que grupos de menores de edad se ponen de acuerdo para ejercer la violencia hacia otros: ¿Acaso son reflejo de esa sociedad? El ser humano es solidario y colaborador, sin embargo, parece que la violencia y el individualismo es la norma. Otra reflexión es sobre la forma de ejercer el poder y el gobierno. Gobernar es la búsqueda de la unión para dar estabilidad, aunque tengas mayoría absoluta, porque solo así se piensa realmente en los ciudadanos. Y el tercer gran bloque es la necesidad de componer una alternativa desde la política más que desde la ideología y buscar la unidad de la izquierda. No entiendo la división de la izquierda cuando los conflictos sociales siguen sin resolverse. Los partidos políticos gastan mucho tiempo en hablar de que lo malo son los otros.

-Usted defendió en su etapa de IU el acercamiento con el PSOE...

-Incluso en mi etapa del PCE. Siempre he defendido la necesidad del entendimiento en la izquierda. La gran equivocación de la izquierda es tratar de dar respuestas con acuerdos desde arriba y sin contar con la gente de abajo, con los ciudadanos.

-¿Hoy en día ve posible la confluencia entre PSOE y Podemos?

-Están condenados a ello y, de hecho, yo creo que se está produciendo ya. Pero también con Ciudadanos. Pase lo que pase, van a tener que entenderse para gobernar, como ha ocurrido en Castilla-La Mancha, Andalucía, Madrid, Barcelona... Podemos no ha venido para desgastar al PSOE, ha venido para articular sectores de la sociedad que el PSOE ya no articula. Y deben producirse encuentros sobre lo concreto, no sobre cuestiones filosóficas. Incluso el PSOE debe plantearse qué hacer con la derecha. Es un gran error que lo prioritario sea arrinconar a los otros.

-¿No cree usted en el 'no es no' tajante de Pedro Sánchez? ¿Cree que hay que pactar, incluso con la derecha, si es necesario?

-Solo habrá estabilidad en los grandes temas si se producen encuentros entre PSOE y PP abiertos a otros. Es lo que pasó con el pacto antiterrorista. Los gobernantes han sido elegidos para gobernar, no para mandar, y gobernar es acordar, aunque tengas mayoría absoluta.

-Participó en el nacimiento de la Comunidad Autónoma. ¿La actual autonomía es lo que esperaban los que trabajaron en su gestación?

-En cuanto a volumen de competencias y funcionarios, es más de lo que imaginábamos. Sin embargo, en el peso que la Región tiene en el Estado, no. Queríamos que Murcia tuviera protagonismo en el cambio a un Estado descentralizado, pero por desgracia no ha sido así. Nos sobra provincianismo y nos falta un concepto de liderazgo regional en el concierto de España.

-¿Cree que en las próximas elecciones autonómicas llegará el cambio de ciclo político en la Región?

-Murcia es una comunidad que se sitúa en una franja de centro izquierda, que presiona poco por su evolución histórica, pero muy activa en la producción y en la creatividad. Ahora Ciudadanos tiene más expectativas de voto, pero menos liderazgo y carece de una estructura territorial sólida. El cambio se va a producir por el encuentro de posiciones tan dispares como las del PSOE, Podemos y Ciudadanos. El PP sufre un grado de descomposición grande, tanto orgánica como en su relación con la sociedad, y falta por ver quién capitaliza eso. El cambio ya ha empezado por los municipios y creo que se extenderá a la Región.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos