La patronal reclama que la ley le permita realizar controles a sus conductores

La Froet exige que la A-7 se amplíe a tres carriles desde Crevillente hasta Puerto Lumbreras

Alicia Negre
ALICIA NEGREMurcia

Trece conductores de vehículos de gran tonelaje fueron sorprendidos en 2016 al volante tras consumir alcohol o drogas. La cifra este año ya supera la decena. Unos números alarmantes que han alertado a la Federación Regional de Organizaciones Empresariales de Transporte (Froet), motivando que ayer reiterase la petición que realizó hace meses, consistente en reclamar un cambio en la legislación que les permita realizar pruebas obligatorias en las compañías para verificar que los conductores profesionales no consumen estupefacientes.

La patronal aprovechó ayer un comunicado, en el que envió sus condolencias a las familias de las víctimas del accidente, para reiterar su exigencia de que se ponga en marcha un cambio en la normativa en este sentido «con las correspondientes salvaguardas sobre los derechos del trabajador». En la actualidad la profesión de conductor, subrayó Froet, debería estar en todo caso sujeta a reconocimientos médicos obligatorios. Un requisito, remarcó, que permitiría detectar enfermedades que pueden resultar muy peligrosas al volante, como la apnea del sueño; o el consumo de alcohol y drogas.

«Las empresas no tienen herramientas en estos momentos para defenderse. La Administración no ha puesto nada en favor de la empresa para combatir esto», lamentó el presidente de Froet, Pedro Díaz, el pasado marzo. En la actualidad es opcional que los trabajadores se sometan a controles para comprobar si han consumido alguna sustancia. «La ley no nos permite obtener esa información».

Una «imperiosa necesidad»

La patronal lamentó que se produzcan accidentes como el de este lunes e incidió en que el sector lleva mucho tiempo reivindicando la «imperiosa necesidad» de la construcción del tercer carril en la autovía del Mediterráneo (A-7), entre la localidad alicantina de Crevillente y Puerto Lumbreras, así como el desvío del arco norte para evitar el paso de vehículos por Murcia.

La Froet hizo hincapié, en este punto, en que la A-7 soporta una gran densidad de tráfico, incluidos vehículos pesados, e incidió en que está considerada «la vía de mayor siniestralidad de la Región». En su comunicado, la federación mostró sus condolencias a los familiares y deseó una pronta recuperación para los heridos en el siniestro.

El Ayuntamiento de Elche, de donde eran vecinos cuatro de los cinco fallecidos en el accidente múltiple, también transmitió su pésame a los familiares. El alcalde ilicitano, Carlos González, durante el Pleno de ayer, informó a la Corporación de lo ocurrido. El Consistorio ha ofrecido a los familiares de los fallecidos apoyo psicológico a través de los servicios municipales y se mostró dispuesto a colaborar «en todo lo que esté en nuestra mano».

Fotos

Vídeos