El partido llega dividido al asalto final

María González y Diego Conesa, ayer, en la redacción de 'La Verdad'. / Vicente Vicéns / AGM

El PSOE elige hoy a su líder entre Conesa y González, que ayer mostraron sus diferencias en 'La Verdad'. Los dos candidatos se comprometen, gane quien gane, a hablar tras el congreso para estudiar las fórmulas de colaboración

Julián Mollejo
JULIÁN MOLLEJOMurcia

Los 6.000 militantes del PSOE de la Región de Murcia vuelven hoy a las urnas para elegir, en segunda vuelta, al nuevo secretario general del partido entre el alcalde de Alhama, Diego Conesa, y la diputada nacional María González Veracruz. Se trata del asalto final, después de más de dos meses desde que los candidatos dieran sus primeros pasos. Sin embargo, no hay un claro favorito y ni Conesa ni González parecen haberse distanciado lo suficiente de su adversario, después del empate técnico entre ambos con que se cerró la primera vuelta, el pasado domingo, en la que el alcalde ganó por tan solo 12 votos.

Ambos compartieron ayer en 'La Verdad' un debate en el que contrastaron sus propuestas y opiniones y se pudo ver, por primera vez en público, el choque dialéctico entre ellos, motivado por la tensión acumulada en las últimas semanas y la incertidumbre sobre el resultado final.

Uno de los puntos abordados, crucial para la resolución de la votación, es el destino que hoy tomarán los 544 votos cosechados por Francisco Lucas en la primera vuelta. Conesa y González admitieron haber tenido reuniones con el pedáneo de El Raal para tratar de ganarse su apoyo, aunque sin demasiado éxito, puesto que este difundió ayer un comunicado en el que daba libertad a sus seguidores para escoger entre los aspirantes en liza.

María González Veracruz

Relaciones con Ferraz
«Soy una mujer de partido y no habría dado este paso si hubiera visto un gesto en la ejecutiva en mi contra»
Renovación o continuidad
«Los compañeros valoran que lleve mi mochila llena de trabajo por los cargos que he ocupado»
Lo que hay que cambiar
«Hay que dejar de votar con rencor; el PSOE será líder si está fuerte y unido y acertamos en los equipos»
Campaña sucia
«Ha habido acusaciones falsas en las redes de que no estaba cumpliendo con mis obligaciones en Madrid»
Integración
«No quiero liderar un partido dividido y, si gano, quiero contar contigo y con Lucas»
Soterramiento del AVE
«Los socialistas nos vamos a encargar de que el AVE llegue a tiempo y llegue bien»

Diego Conesa Alcaraz

Relaciones con Ferraz
«La ejecutiva federal apuesta por la lealtad y la coherencia, y en eso siempre he estado yo»
Renovación o continuidad
«Llego ligero de equipaje, no he estado en la toma de decisiones de ninguna de las últimas ejecutivas»
Lo que hay que cambiar
«La sociedad civil no visualiza que el PSOE sea una alternativa real de cambio en la Región»
Campaña sucia
«Ha habido filtraciones interesadas que perjudican al partido y a mi candidatura»
Integración
«Hay que generar espacios para que todos puedan trabajar, pero no integrar por integrar»
Soterramiento del AVE
«Llevamos sufriendo casi veinte años de mentiras por parte del PP y esto no puede seguir así»

A vueltas con Ferraz

La afinidad de cada uno de ellos con la ejecutiva federal que encabeza Pedro Sánchez, y el papel jugado por esta en las primarias murcianas, desencadenó el primer roce entre los dos candidatos. «Ferraz apuesta por la lealtad y la coherencia, y en eso siempre ha estado Diego Conesa», indicó el alcalde a la diputada, quien tras haber pertenecido a la ejecutiva de Sánchez se alineó con Patxi López en las primarias federales. «Los dos somos perfiles cómodos y de confianza para Madrid», respondió González, quien añadió que «no habría dado este paso si hubiera visto un gesto contrario en Ferraz».

Conesa subió el tono al acusar al equipo de su adversaria de realizar «filtraciones interesadas que perjudican al partido y a mi candidatura», en referencia a una información difundida sobre supuestas presiones de Ferraz a Francisco Lucas para inclinar la balanza en favor de Conesa, algo que el propio Lucas desmintió ayer. «Esas son acusaciones muy graves», respondió González, quien negó toda relación con esta información. «En las redes también ha habido acusaciones de que yo no estaba cumpliendo con mis obligaciones en Madrid, he pedido que se retiraran y no lo han hecho», añadió la diputada socialista.

También hubo divergencias cuando hablaron sobre continuidad o renovación. «Yo no he estado en ninguna toma de decisiones en las últimas ejecutivas, no llevo nada en mi mochila, y eso me permite oír con libertad a todos los compañeros», apuntó Conesa para mostrarse como el más genuino representante del cambio.

«Yo llevo la mochila llena de trabajo», apuntó González sobre los cargos de responsabilidad que ha ocupado en las últimas legislaturas, «y eso lo reconocen y lo valoran los compañeros», agregó, al tiempo que subrayó que su equipo lo componen «personas que no han tenido nada que ver con la etapa anterior».

La diputada insistió en la importancia de que, una vez superado el proceso de renovación de los órganos directivos, todos colaboren en favor del partido. «No quiero liderar un partido dividido», señaló, por lo que mostró su disposición, si gana hoy las primarias, a contar con Conesa y Francisco Lucas. «Pase lo que pase, en ningún caso voy a ser un obstáculo ni un problema para este partido», añadió.

Mejor unidos que peleados

El regidor alhameño también se mostró partidario de la integración, pero según cómo. «Hay que generar espacios para que trabajen todos los compañeros, pero no integrar por integrar ni generar falsas expectativas, porque los cargos no son infinitos», precisó Conesa.

Hubo más puntos de controversia. Sobre las medidas a adoptar en el partido, González apuntó su intención de «aplicar una buena estrategia de comunicación con los alcaldes». «¿Y por qué no lo hiciste en los años que has ocupado cargos directivos?», le cortó Conesa. «¿Es que no sabes que yo no he tenido responsabilidades en la Región en los últimos años?», respondió molesta la parlamentaria.

Fotos

Vídeos