«Las palomas tienen dos puestas cada 45 días, ¡y llenan la ciudad en un tris!»

Juan Serrano. / Martínez Bueso

Juan Serrano Agente de Zoonosis y responsable del control de aves

BOTÍAS SAUS

Es el responsable de que miles de murcianos y turistas puedan disfrutar del aperitivo en cualquier velador sin que lo asalten las palomas. Porque Juan Serrano es el encargado de mantener a raya la población de estas aves tan molestas y que, además, transmiten diversas enfermedades. Para ello, reparte por toda la ciudad decenas de jaulas, donde quedan atrapadas las palomas que él luego retira. Y no es un mal final para los pájaros: acaban en un palomar municipal donde estarán bien alimentadas hasta que mueran. Cuenta Juan que cada año retira en torno a 3.000 ejemplares, que se dice pronto. Para recoger algunos incluso trepa a los tejados de la Catedral. No le importa. Le apasiona tanto su trabajo como la cría de esas aves, en las que también es experto. E incluso fabrica las jaulas que luego reparte por los tejados de la urbe.

-Usted se ha convertido en todo un experto en esta tarea de retirar palomas de calles y plazas.

-(Risas). Bueno, ya llevo algunos años. Además, me gustan mucho las palomas. Aunque resulte un trabajo muy duro.

-¿Por qué?

-Porque las jaulas para atraparlas se colocan siempre en lugares que estén muy altos, como son por ejemplo los tejados de la Catedral. Hay que saber moverse por cada uno de ellos para no caerse y, además, bajar continuamente las palomas que se capturan.

-¿Tantas son?

-¡Calcule usted! En torno a 3.000 ejemplares retiramos cada año. Tenga en cuenta que estos animales pueden realizar dos puestas al mes. Así que eche usted las cuentas: cada cuarenta y cinco días, una paloma tiene otras dos. Así que, de no controlar su población, llenan la ciudad en un tris.

-Ahora parece que hay menos en las plazas.

-Porque, después de retirar en su día un gran número, repartimos jaulas de mantenimiento. Así se controla la población.

-¿Y qué hacen con ellas?

-Primero las inspeccionan los veterinarios. Y luego se trasladan a un gran palomar municipal, donde se cuidan el resto de su vida. Allí están como a cuerpo de rey.

-¡No será para tanto!

-¡Ya lo creo! Mire usted: cada día se comen dos sacos de panizo y semillas al día. Además, también se desparasitan y todo antes de llevarlas al palomar.

-¿En qué lugares de Murcia coloca usted las jaulas?

-En muchos. Por ejemplo, en la actualidad tenemos jaulas en la Catedral, enfrente del edificio del Hispano Viejo, en la calle Saavedra Fajardo, en la plaza Amores, en el jardín de las Tres Copas, en la pedanía de Los Dolores... ¡Hay muchas!

-¿Y son todas iguales o hay alguna especial?

-Hay jaulas especiales. Son más pequeñas para poder colocarlas en los balcones donde no hay demasiado espacio. Esas jaulas las fabrico yo mismo en el almacén municipal. Y que sepa que esto es un trabajo de equipo. Todo el Servicio de Zoonosis municipal se implica y trabaja en común.

-¿Hay vecinos que solicitan que se les coloque una jaula? ¿Eso puede hacerse?

-¡Desde luego! Hay quienes lo solicitan al Servicio de Zoonosis municipal y entonces la colocamos. Ese es nuestro trabajo.

Temas

Murcia

Fotos

Vídeos