«La palabra que más duele nunca es aquella que no se pronuncia»

Marta Rico, con su nueva obra./Vicente Vicéns / AGM
Marta Rico, con su nueva obra. / Vicente Vicéns / AGM

Marta Rico. Autora de 'Habilidades de comunicación para profesionales'

Antonio Botías
ANTONIO BOTÍASMurcia

Llevaba tiempo observando cierto deterioro de la comunicación escrita debido al uso de las redes sociales. Porque como considera Marta Rico, profesora de Comunicación, fundadora y CEO Doblecero Consultores -Formación y Comunicación, «su inmediatez ha conllevado a descuidar la gramática y la ortografía en textos profesionales», entre ellos los correos electrónicos, los exámenes o los informes. Y se decidió a hacer algo. Fruto de sus reflexiones ha surgido la obra 'Habilidades de comunicación para profesionales', editada estos días por Fragua Comunicación e indispensable para aquellos que quieran distinguirse por algo que hace pocos años era habitual y ya no lo es tanto: escribir bien.

-Escribiendo no sé, pero ¿hablando siempre se entiende la gente?

-Siempre que se respete al otro, sí, pues esto significará que practicamos la humildad y no que querremos llevar siempre la razón.

-¿Qué papel juega la comunicación no verbal en las relaciones?

-La comunicación no verbal es una herramienta que sola o acompañada por la comunicación oral aporta mucha información, pero para ello es importante practicar la escucha activa.

-¿Qué comunica más: las manos, la cara o las piernas?

-Se suele decir que la cara, pero lo cierto es que para un buen análisis de la comunicación no verbal es necesario tener en cuenta el conjunto de todos los gestos.

-¿Es posible que la palabra que más duele es la que no se pronuncia?

-No, porque, volviendo a hacer referencia a la humildad y al respeto, cualquier persona que practique eso no se sentirá mal por no pronunciar alguna palabra.

-¿Por qué decidió usted escribir este libro?

-Por dos motivos. Uno, la poca importancia que se da a la comunicación. Y otro la devaluación de la profesión de los periodistas.

-¿A qué se refiere con que se le da poca importancia?

-Llevaba tiempo observando un deterioro de la comunicación escrita debido al uso de las redes sociales, pues su inmediatez ha conllevado a descuidar la gramática y la ortografía en textos profesionales como pueden ser un correo electrónico, un examen o un informe, por ponerle, algunos ejemplos.

-¿Y a la devaluación de la profesión de los periodistas?

-Las redes sociales dieron origen al concepto 'periodismo ciudadano', esto es, a que todo el mundo puede ser periodista y esto es erróneo. Cualquiera no puede ser periodista porque para ejercer esta profesión es necesaria una adecuada formación académica y práctica en una universidad.

-Entonces, ¿considera que las redes sociales son negativas?

-No, para nada. Todo lo contrario. Bien utilizadas son una buena herramienta para estar conectado con otras personas. Y quiero resaltar la palabra personas, porque muchas veces nos olvidamos de que, ante todo, nos dirigimos a otros.

-¿Qué problemas causa la falta de comunicación?

-Provoca baja productividad, aumento de los costes, retrasos administrativos, duplicaciones de trabajo... Simplemente, piense en el tiempo que se pierde en las reuniones. Un texto mal escrito o una directriz oral mal dada pueden dar lugar a confusión y, en consecuencia, a que se deba repetir un trabajo.

-¿Qué soluciones aporta en su obra para corregir la cuestión?

-Parten de dos aspectos. Uno, que para comunicar adecuadamente, en primer lugar, debemos tener en cuenta que tratamos con seres humanos. Y en segundo lugar, que existen unas formas de expresión básicas: la comunicación escrita, la comunicación oral y la comunicación no verbal.

-¿Dónde se puede adquirir este libro?

-En cualquier librería, en los grandes almacenes y en internet.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos