Page busca un pacto en su comunidad en contra de la continuidad del Trasvase

EPCUENCA

El presidente del Gobierno de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, anunció que su gobierno planteará «en los próximos días» que las Cortes regionales alcancen un «acuerdo unánime» para rechazar los planteamientos de continuidad del Trasvase Tajo-Segura. Propuso que las Cortes castellanomanchegas alcancen este acuerdo por unanimidad, tal y como quieren hacer en la Región de Murcia, y se mostró confiado en poder alcanzarlo y que «todo el mundo se moje» a la hora de rechazar la continuidad del trasvase.

García-Page añadió que su Comunidad forma parte de la «España seca y no puede estar sometida a la amenaza de la restricción del 50 por ciento para abastecimiento de la población». Recordó que la Confederación Hidrográfica del Tajo ha señalado que la cuenca se encuentra en situación de alerta por sequía y «avanza rápidamente hacia una situación de emergencia». «Es absolutamente inaceptable. No aceptaremos las restricciones para la población, que puede afectar incluso a la generación de empleo y a la industria de esta región, después de años de irresponsables e ilegales trasvases sin tener agua», denunció.

El Gobierno de Castilla-La Mancha va a recurrir la sentencia del TSJ de Madrid que rechazó un recurso contra un trasvase autorizado en junio de 2016, como publicó 'La Verdad'. Cree que «es una sentencia totalmente sesgada». El director gerente de la Agencia del Agua, Antonio Luengo, dijo que «la sentencia no nos da la razón en base a lo que se considera un informe objetivo de Francisco Cabezas, asesor de la Comisión y actual presidente de la Fundación del Instituto Mediterráneo del Agua».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos