El padre «está destrozado, pero cree a su hijo»

El abogado Luis Santos, que ha asumido la defensa del sospechoso, sostiene que Iván G. P. «ratifica que él no lo hizo» y se mostró esperanzado en que la investigación de la Guardia Civil acabe derivando en otro responsable del doble crimen. Una esperanza que, remarcó, también mantiene aún la familia de las víctimas y del detenido. «Julio [el padre de familia] está sumamente destrozado, tanto por el fallecimiento de su mujer y su hijo menor, como por la detención de su hijo mayor», lamentó. «Lógicamente él cree a su hijo».

El letrado también explicó que un médico forense ha tomado muestras al sospechoso para determinar si la noche del crimen había consumido algún tipo de droga. Santos aseguró no poder pronunciarse sobre las supuestas amenazas que el joven aseguró estar sufriendo. «Tengo que dejar que la Guardia Civil haga diversas averiguaciones».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos