El vecino multado por pintar una línea amarilla se enfrenta a otra denuncia por un vado «falso»

Mateo, sobre la línea amarilla por la que le han multado./E. Botella
Mateo, sobre la línea amarilla por la que le han multado. / E. Botella

Jorge García Badía
JORGE GARCÍA BADÍAMurcia

Una de cal y otra de arena para Mateo. Este vecino de Bullas había sido sancionado con 3.000 euros por un agente por haber pintado supuestamente una línea amarilla delante de una casa de su propiedad, impidiendo que otros vehículos estacionasen en la calle Huertos, pero finalmente solo tendrá que pagar 200 euros. La Policía Local informó ayer de que el instructor del expediente ha recomendado ese importe por una infracción de la ordenanza de Seguridad Ciudadana, consistente en deteriorar equipamientos e infraestructuras de los servicios públicos.

Mateo achacó el elevado importe de la multa y el hecho de que no admitiese reducción por pronto pago, a su mala relación con el agente que firmaba la sanción, pero las mismas fuentes precisaron que «no hay manía persecutoria con ningún ciudadano». Sin embargo, los problemas no cesan para este vecino; ahora por una señal de vado que la Policía le intervino en el citado inmueble el mismo día que detectaron la línea amarilla pintada en los adoquines.

El vado estaba dado de baja en Mula y se había sustituido el nombre de esa localidad por el de Bullas. La Policía entregó la señal a la Guardia Civil, junto a un informe «por supuesta falsedad documental», propiciando la apertura de diligencias en los juzgados de Mula.

Temas

Bullas

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos