Un herido por una fuerte cornada en el cuarto encierro de Calasparra

Un toro cornea a un mozo este miércoles en el cuarto encierro de Calasparra. / Laforet

El mozo, que también ha sufrido una contusión en las costillas flotantes, ha sido trasladado a La Arrixaca

LA VERDADMurcia

Un mozo fue este miércoles prendido y volteado por un toro en el cuarto encierro de Calasparra. Se trata de Juan Antonio Espín Montoya, de 23 años. Corredor local y miembro de la directiva de la recién creada Asociación de Corredores y Aficionados a los Encierros de Calasparra.

El joven era corneado por la espalda a escasos metros de la curva de la plaza de toros, recibiendo una embestida importante que ha causado un gran susto entre el público.

Según el doctor Ricardo Robles, el corredor tuvo mucha suerte, ya que el pitón ha entrado por la espalda en una zona muy delicada, a la altura de la zona lumbar, con una trayectoria de unos 30 centímetros, pero, aparentemente, sin dañar órganos vitales. El joven, que ha estado consciente en todo momento y fue atendido en primera instancia en el quirófano de la plaza de toros, ha sido posteriormente traslado al hospital Virgen de la Arrixaca de Murcia para hacerle un examen más exhaustivo y descartar complicaciones mayores.

La manada salió junta encabezada por los cabestros y más estirada en el primer tramo del recorrido. En el tramo Ordoñez los impresionantes novillos ya habían tomado la delantera, marcando un ritmo trepidante y completando la carrera hasta la plaza en 2 minutos y 15 segundos.

Las imágenes de este miércoles nos dejan arriesgadas carreras y aparatosas caídas. Especialmente llamativo el impacto que un corredor recibió por parte de uno de los astados que fue claramente a por él al inicio de la calle Ordoñez. Tan ofuscado iba el novillo que sufrió un resbalón, llevándose por delante al corredor y yendo ambos a parar al vallado de seguridad, en una estrepitosa caída de ambos sin mayores consecuencias, milagrosamente, para el mozo.

Más

Fotos

Vídeos