«Así tengo que subir y bajar las escaleras en el instituto de Archena»

Amigos y compañeros ayudan a Mariela a bajar con su silla de ruedas

Una joven con discapacidad denuncia que la falta de accesos adaptados en su centro le obliga a renunciar a una de las asignaturas

JOSÉ DAVID MARCO

Mariela G., una joven archenera, ha denunciado a través de un vídeo en su cuenta en la red social Facebook que el Instituto de Enseñanza Secundaria (IES) Pedro Guillén de la localidad no dispone de accesos habilitados para personas con discapacidad, como es su caso. Tal como muestran las imágenes que ha colgado, Mariela se ve obligada a ser asistida por amigos y compañeros del centro docente para poder acudir todos los días a clase. Incluso ha tenido que dejar de recibir una de las asignaturas del Grado Superior de Gestión y Finanzas que cursa en la actualidad.

Las autoridades educativas, según cuenta esta alumna, están al tanto de la situación, pero no han dado una solución al respecto: «Sé que tanto profesores y directores ya han hecho todo lo que han podido para solucionarlo, pero las autoridades que deben de encargarse de eso aún no han dado soluciones. Lo pido por mí, pero también por más gente como yo que tenga algún tipo de discapacidad y que quiera estudiar aquí», asegura la alumna, cuyo vídeo ha conseguido una gran repercusión en solo unas horas. La afectada asegura también a 'La Verdad' que los responsables a los que ha trasladado su caso solamente le han comunicado que «los presupuestos ya están aprobados» y, por lo tanto, «hasta el año que viene no habrá dinero para buscar una solución».

El IES Pedro Guillén, en el que Mariela lleva cuatro años cursando un Grado Superior de Gestión y Finanzas, tras haber terminado allí también un grado medio, tenía habilitada una silla tipo 'oruga' para discapacitados, pero esta le producía «dolores en la espalda», haciendo muy complicado que pudiera desplazarse en ella hasta la segunda planta. Ante la situación, esta estudiante ha tenido que tomar la decisión de dejar una asignatura que se impartía en un aula en la planta superior y cuya docencia no podía desplazarse a la planta inferior, al tratarse de la clase de informática donde están habilitados tanto los equipos como el 'software' necesario: «Han intentado llevarla a otro pabellón en el que solo hay una planta, pero el problema es que nosotros necesitamos un programa que allí no se puede instalar porque cuesta mucho dinero», afirma. Mariela quiere dar a conocer su caso con la esperanza de que puedan ofrecerla una solución.

La solución del ascensor

La directora general de Centros Educativos de la Consejería de Educación, Juventud y Deporte, Remedio Lajara, aseguró a 'La Verdad' que su departamento tiene conocimiento del problema de esta joven «desde hace un par de semanas». Pero se está buscando ya una solución temporal, a la espera de poder llevar a cabo «la instalación de un ascensor», aunque esto requiere «un proyecto, una adjudicación y unos plazos».

Mariela espera que, por lo menos, esos plazos se cumplan antes de que acabe los estudios en el IES Pedro Guillén.

Fotos

Vídeos