Un club de cannabis ocultaba un punto de venta de drogas en el Mar Menor

La Guardia Civil, procediendo al registro del interior del local.
La Guardia Civil, procediendo al registro del interior del local. / G. Civil

La trama se camuflaba bajo una asociación de estudio de esta sustancia y supuestamente repartía marihuana a cerca de un millar de usuarios

LA VERDADMurcia

Un club de cannabis ocultaba presuntamente un gran punto de venta de esta droga en el Mar Menor. Según precisaron fuentes de la Guardia Civil, el mayor desmantelado en los dos últimos años en la comarca. La 'Operación La Milagrosa' ha destapado la actividad que supuestamente se escondía tras los muros de esta asociación y se salda con la detención de seis presuntos integrantes del club, entre ellos sus tres directivos. Todos ellos han sido puestos a disposición del Juzgado de Instrucción número 3 de San Javier.

Los detenidos formaban parte de una asociación de estudio sobre el cannabis que presuntamente se encontraba tras la venta de esta sustancia. Durante el registro, la Guardia Civil se incautó de más de dos kilos de marihuana, una veintena de dosis de cocaína, 25 gramos de hachís y tabaco de contrabando, así como documentación relacionada con el tráfico de drogas, material electrónico y un vehículo.

La Benemérita inició esta operación en el año 2015 tras recibir informaciones sobre tráfico de drogas en la zona de Los Alcázares. Al parecer, los hechos denunciados se desarrollaban en una nave industrial que comenzó a llamar la atención de los vecinos por la gran cantidad de personas y vehículos que acudían a la sede de esta asociación. La finalidad de esta era la investigación sobre el cáñamo, sus aplicaciones científicas y terapéuticas, la concienciación sobre el peligro del mercado ilegal y el asesoramiento en el consumo a personas con enfermedades graves.

La 'Operación La Milagrosa' se salda con la detención de seis hombres, tres de ellos directivos del local

Los investigadores comprobaron, sin embargo, que lo que realmente se practicaba en el interior del local era supuestamente una venta masiva de marihuana a cerca de mil usuarios. Según los estatutos de la supuesta asociación, ésta se nutría de cuotas periódicas que pagaban los socios, productos de bienes y derechos, subvenciones, y donaciones individuales. Las investigaciones, en cambio, descubrieron que presuntamente la agrupación se mantenía de los casi 700 euros diarios que recibía de la venta de cannabis.

Los detenidos están imputados por tráfico de drogas. Tres de ellos, los directivos, están además acusados de un presunto delito contra los derechos de los trabajadores por emplear a los demás incumpliendo la ley.

Fotos

Vídeos