PSOE e IU se alían en busca de una mayoría para quitar la alcaldía al PP

Jesús Molina y el coordinador regional del PP, Miguel Ángel Miralles, sentados, con el resto de ediles, en la asamblea del lunes. / J. A. MORENO
Jesús Molina y el coordinador regional del PP, Miguel Ángel Miralles, sentados, con el resto de ediles, en la asamblea del lunes. / J. A. MORENO

Los populares esperan seguir gobernando bajo el liderazgo de José Miguel Manzanares, confiados en la neutralidad de UyD y Cs

JESÚS YELO

La renuncia de Jesús Molina como alcalde de Abarán, que él mismo oficializó ayer en el registro municipal, y que será aprobada en el Pleno convocado para hoy, a las 19.30 horas, no ha pillado de improviso a nadie. Ahora son los dos principales partidos de la oposición, PSOE (4 concejales ) e IU (3), los que intentan maniobrar para buscar una alternativa, mientras Ciudadanos y UyD, con un representante cada uno, están a la expectativa.

Y es que se baraja la posibilidad de formar un gobierno alternativo y presentar la correspondiente moción de censura para que la alcaldía sea para los socialistas, según reconoció ayer el portavoz de IU, Pablo Rodríguez, quien excluye de las negociaciones a la concejal no adscrita, Nefertari Gómez, que antes perteneció al PSOE.

El portavoz socialista, Ignacio Carrillo, se ha postulado ya para encabezar este proyecto y aseguró que se ha reunido con IU para darle a conocer su propuesta. «Abarán no puede seguir en este periodo de inestabilidad y ante esta situación vamos a actuar con responsabilidad», indicó.

Sin embargo, la concejal de Ciudadanos, Rosa García, admitió ayer que «pese a que he mantenido contactos con UyD e IU para buscar soluciones, a fecha de hoy (por ayer) no sé nada de gobiernos alternativos y tan solo Carrillo me llamó el lunes».

Los cuatro partidos sí coincidieron ayer en que la renuncia de Molina se debió producir mucho antes y culpan a este como máximo responsable de la situación. Así, Fernando Martínez (UyD) aduce que «no ha sabido atajar la ruptura y división interna que sufre su partido», mientras que la edil de Cs alega que «han sido sus propios compañeros los que le han hecho la vida imposible». Mientras, Nefertari Gómez defendió a Molina: «Es una persona excepcional y un buen alcalde», para remarcar que «no he estoy de acuerdo con la política de la oposición».

Por su parte, el equipo de gobierno del PP salió muy preocupado de la reunión mantenida en la noche del lunes, pues puede pasarle factura en los próximos comicios electorales, aunque «confiamos que no lleguen a buen puerto las negociaciones de la oposición». Los teléfonos echaron humo durante todo el día de ayer y la decisión de designar a José Miguel Manzanares como candidato a la alcaldía no ha sentado nada bien en numerosos cargos electos del PP.

El portavoz popular, José Luis Tornero, quiso agradecerle a Molina «su gestión y trabajo desarrollado en estos últimos seis años». Eso sí, el exalcalde se ha marchado con el sentimiento de no poder inaugurar el día 22, como era su deseo, el campo de césped artificial en el polideportivo.

Temas

Abarán

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos