El PSOE de Archena abandona el Pleno tras no obtener un turno de réplica

La alcaldesa argumenta que el portavoz socialista interrumpió la sesión y el concejal critica la «poca calidad democrática» de la regidora

LA VERDAD

Los cinco concejales del Grupo Municipal Socialista se marcharon ayer del Pleno en el que estaba previsto aprobar un nuevo préstamo de 2,7 millones de euros. Los ediles se levantaron de sus sillones justo antes de celebrar la votación y «después de que la alcaldesa, Patricia Fernández, le negara la palabra al portavoz municipal, Gonzalo Caracena, tras acusarle personalmente de engañar y faltar a la verdad con respecto al aumento de la deuda municipal en un boletín repartido por el municipio».

Tras el debate del único punto del orden del día para la adhesión del municipio al Fondo de Ordenación del Estado, a modo de préstamo por valor de 2,7 millones de euros, y después de que Fernández acusara a Caracena de «faltar a la verdad», el edil socialista pidió un turno de réplica para reafirmar y explicar su postura sin que la alcaldesa le diera la oportunidad, según la versión del PSOE. «Que no me haya dado la palabra ha generado un momento bochornoso y dictatorial, vergonzoso, que demuestra la poca calidad democrática de la alcaldesa y del equipo de gobierno», según Caracena.

Por su parte, la regidora criticó las declaraciones del concejal del PSOE, quien, en su opinión, interrumpió el Pleno municipal «sin tener turno de palabra».

Patricia Fernández aseguró que «el interventor municipal certificó que la reducción de la deuda en el Ayuntamiento es sobradamente clara». Según palabras de la primera edil «no solo no se ha incrementado la deuda, sino continúa reduciéndose en los últimos años, llegando en la actualidad hasta el 50% de reducción de los intereses de los prestamos».

Así, dijo que la actitud de Gonzalo Caracena «ha sido lamentable por interrumpir el Pleno en varias ocasiones haciendo uso de la palabra cuando no le correspondía».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos