El Pleno aprueba el reglamento para crear un 'banco de tierras'

La iniciativa pretende llegar a acuerdos con propietarios con fincas abandonadas para que las pongan en cultivo otras personas interesadas

José Luis Piñero
JOSÉ LUIS PIÑEROMula

El abandono de las tierras de labor, además de contribuir a la pérdida de superficie agrícola útil, genera un impacto negativo en el medio ambiente, al incrementar el riesgo de incendio, aumentar la proliferación de plagas y generar un mayor riesgo de degradación ambiental y paisajística. Entre las medidas que permiten combatir ese abandono de las tierras de labor, al igual que los denominados microhuertos, se encuentran los denominados 'bancos de tierras', fórmula de promoción del cultivo de tierras de labor hoy en día abandonadas. En este sentido, el Pleno del Ayuntamiento de Bullas, a iniciativa de Izquierda Unida-Verdes, ha aprobado una moción para la creación del 'banco de tierra' en el municipio y el reglamento para su puesta en marcha y regulación. El objetivo de la iniciativa es llegar a acuerdos con propietarios que tengan abandonadas sus fincas o que no aprovechen completamente las mismas y las concesiones de agua, para que personas en situación de desempleo puedan dar el primer paso para emprender, a la vez que se garantiza el relevo generacional en el campo y se contribuye a mantener el medio ambiente.

El banco de tierras se configura como un registro administrativo municipal, de carácter público, que facilita el contacto entre los propietarios de parcelas aptas para la explotación agrícola y las personas interesadas en su cultivo, convirtiéndose en un instrumento público de intermediación entre la oferta y la demanda de parcelas rústicas, que otorga libertad a las partes sobre los aspectos económicos, el plazo y otras condiciones del arrendamiento.

Así, constituye un mecanismo al que pueden acudir propietarios de parcelas con capacidad agrícola que no están explotadas, permitiendo una alternativa frente al abandono de los terrenos y siendo, al tiempo, un recurso para las personas interesadas en el cultivo.

El reglamento considera destinatarios de este banco, entre otros, a agricultores o cooperativas que quieran aumentar la superficie de sus explotaciones; y jóvenes o empresas que quieran iniciar la actividad agrícola. También establece los requisitos para formar parte del banco y los trámites para darse de alta o de baja.

Temas

Bullas

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos