El Pleno aprueba facturas de comidas y actos de protocolo de la etapa del PP por 9.992 euros

El equipo de gobierno socialista saca adelante el reconocimiento de crédito para pagar gastos de años anteriores, entre los que incluyen facturas de la anterior legislatura

José Luis Piñero
JOSÉ LUIS PIÑEROMula

El Pleno de Bullas aprobó en su última sesión un reconocimiento extrajudicial de créditos por gastos autorizados y comprometidos realizados por el Ayuntamiento en años anteriores por un montante global de 93.991,30 euros. Aunque lo más significativo es que en esa cuantía aparecen un total de 9.992,17 euros que corresponden a facturas por servicios efectuados durante los cuatro años del gobierno municipal del Partido Popular en eventos, comidas, actos y atenciones protocolarias. Así lo han denunciado los grupos de Vecinos por Bullas (Podemos) e Izquierda Unida.

Precisamente, los ediles de estas dos formaciones -dos de la primera y uno de la segunda- fueron quienes pusieron el grito en el cielo al conocer la situación y votaron en contra de ese reconocimiento de crédito, calificando de «vergonzoso» y «muy grave» tener que pagar las facturas de «comidas, desayunos e invitaciones de la legislatura anterior, gobernada por los populares».

Los ocho concejales del equipo de gobierno del PSOE fueron quienes finalmente sacaron adelante la iniciativa para poder hacer frente a los pagos, al poder ser incluidos en los gastos del presupuesto de este año. Mientras que los seis representantes del PP se abstuvieron en la votación.

Los populares dicen que todo «está justificado» y alegan un maniobra para «distraer»

Desde las filas socialistas no han querido entrar a valorar la situación, ni entrar en polémicas. Por su parte, los populares, al frente del Consistorio cuando ocurrieron los hechos, mantienen que los socialistas «han utilizado las facturas del PP, totalmente justificadas durante su mandato, para distraer y encubrir los 83.999,13 euros de gastos realizados en 2016».

Desde Vecinos por Bullas advierten de que entre otras «se registran ahora facturas de los años 2012 y 2013, correspondientes a la legislatura en la que gobernaba el PP, y estaba Pedro Chico como alcalde, todas del restaurante de La Rafa, por valor de 6.713 euros». Al respecto, consideran que ante «los servicios prestados por cualquier empresa al Ayuntamiento, la factura debe ser pagada cuando se realiza el servicio, no varios años después, y encima son reconocidas ahora por el anterior regidor».

En concreto, detallan algunos ejemplos, como son las justificaciones de la comida anual de la Policía, en el día de su festividad, «algo que ya nos han dicho que no se hace», además aparecen gastos en concepto de «seguridad San Marcos» que «no sabemos bien a qué responden». También hay comidas de grupos folclóricos y ponentes que han venido a charlas.

La formación vinculada a Podemos alega que «entendemos que se paguen ciertos gastos, pero todo eso ya está contemplado en los presupuestos». Por último, hacen referencia a «una comida para lo que parece una única persona, que se consigna como 'consejero Presidencia' por valor de 183 euros». Además, son facturas «sin más detalle», por lo que «no sabemos tampoco a quién exactamente se le pagó esta comida». Y concluyen que «nos parece que el pueblo de Bullas no debe pagarle a nadie una comida de casi 200 euros, que cada uno se pague sus comidas y las cuestiones oficiales se traten en los despachos».

Desde IU, su portavoz, Manuel Escámez, ha dicho públicamente que «esta es la política vieja del PP y que en la política nueva hay que tener un respeto», refiriéndose a que las reuniones se deben realizar en los despachos públicos, «y que cada uno, después, se vaya a su casa a comer, y si quieren comer juntos que se lo paguen de su bolsillo». En su opinión, «en la legislatura pasada han hecho un gasto de desmadre. Parece una absoluta vergüenza observar como el PP hacía lo que hacía».

Escámez anunció que van a investigar «en qué y en quiénes se ha gastado ese dinero», ya que relata que existe un acuerdo entre ese restaurante y el Consistorio, por tener la concesión pública, por el que el restaurante «podrá servir hasta 72 menús, de unos 12 euros cada uno, en todo el año», y esa cantidad «se ha sobrepasado con creces».

El PP de Bullas ha salido a defenderse con una nota de prensa en la que explica que las facturas que se sometieron a la aprobación del Pleno sobre gastos realizados en años anteriores, son la gran mayoría gastos del actual equipo de gobierno socialista, en los que se ha «excedido de lo presupuestado» el pasado año.

Los populares manifiestan que «todos los gastos que realizó el gobierno municipal del Partido Popular durante los años 2012, 2013, 2014 y 2015 están totalmente justificados, y entran dentro de los gastos ineludibles que debe asumir cualquier ayuntamiento por estos conceptos». Entre ellos, aclaran que «están los destinados a actos del Ayuntamiento en los cuatro años -un 53%- (invitados de la Unión Europea por el proyecto Vinest, Catering Maestro del Vino, Embajador del Vino, grupos de folclore, caballistas, etc); por personal de seguridad en San Marcos, Protección Civil y Policía Local -32%-; e invitaciones de la Alcaldía a visitas institucionales y comidas de dos concejales de la corporación anterior -15%-», Además, recuerdan que el alcalde «no cobraba dietas en la legislatura anterior, al contrario que su antecesor».

Desde el grupo del PP consideran que la tramitación para el reconocimiento de las facturas «se ha retrasado en exceso, por haberse presentado este año, que corresponden a gastos de años anteriores y que ha habido errores que han provocado esta situación». También insisten en denunciar que el PSOE «ha utilizado las facturas de gastos del PP, totalmente justificados durante su mandato, para distraer y encubrir los 83.999,13 euros de gastos realizados en 2016 que no estaban presupuestados». «Y esto es lo realmente destacable en este asunto; que el gobierno socialista en Bullas ha gastado más de lo que se comprometió a gastar».

Temas

Bullas

Fotos

Vídeos