La plegaria islámica por la lluvia cala en Fuente Álamo

Cientos de musulmanes durante el rezo, ayer, desarrollado en la explanada donde se realiza el mercadillo semanal en Fuente Álamo./Antonio Gil / AGM
Cientos de musulmanes durante el rezo, ayer, desarrollado en la explanada donde se realiza el mercadillo semanal en Fuente Álamo. / Antonio Gil / AGM

Unos 300 musulmanes, la mayoría jornaleros, oran juntos en una iniciativa pionera para pedir que se acabe la sequía en el campo

SALVADOR SÁNCHEZFUENTE ÁLAMO

«Como miembros de la sociedad española, los musulmanes salimos a implorar a Dios que caiga lluvia cuando esta no es suficiente». Por eso, «queremos agradecer vuestra presencia, y al Ayuntamiento su apoyo material y moral para poder llevar a cabo este rezo». De esta manera, el responsable de la comunidad islámica Alquds de Balsapintada, Elkhadir Rahmani, ponía el broche final a una hora de oración en la explanada del mercadillo semanal de Fuente Álamo, junto al Instituto de Secundaria Ricardo Ortega.

Los asistentes, alrededor de 300 hombres, en su mayoría jornaleros del Campo de Cartagena, mirando hacia La Meca, habían sido convocados a una plegaria por varias comunidades musulmanas de la Región, a modo de rogativa, para acabar con la sequía. Las oraciones, enunciadas por el imán de la mezquita de Balsapintada, se sucedieron entre las diez y las once de la mañana, en un recinto al aire libre perfectamente acondicionado por el Ayuntamiento, que además contó con vigilancia y megafonía, también facilitadas por el Consistorio.

A su finalización, el alcalde, Antonio Jesús García Conesa, destacó que la jornada se había desarrollado con «total normalidad», y que la convocatoria había sido convenientemente formalizada en el Consistorio por los representantes de Alquds.

Entre los asistentes, acudió, desde La Palma, Hadad, esperanzado en que la lluvia pueda hacer acto de presencia «pronto» y de esta forma paliar la falta de agua para riego, que desde hace meses está causando «angustia» entre la gente del campo, como él. O Yasin, satisfecho por participar en esta plegaria «a favor de la lluvia, como un vecino más de Torre Pacheco».

Según cálculos de diversas ONG, la gran mayoría de la población activa de origen magrebí en la Región trabaja en el campo, de ahí que vean con preocupación la ausencia de agua falta de agua para la tierra y teman por un posible perjuicio a su trabajo.

Además, los trabajadores agrícolas de origen magrebí están fuertemente arraigados a través de segundas y terceras generaciones, sobre todo, en el Campo de Cartagena y en la zona del valle del Guadalentín.

Por municipios, alrededor del 40% de la población de Fuente Álamo (7.000 personas) y Los Alcázares (7.000) es ya extranjera no comunitaria, la mayor parte de origen magrebí y ecuatoriano. En el caso de Torre Pacheco, el porcentaje se acerca al 30% (10.000 vecinos).

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos