La playa del vertido fecal seguirá cerrada hasta este domingo

Alexia Salas
ALEXIA SALASLOS ALCÁZARES

La bandera roja ondeará en la playa de El Espejo, donde se registró anteayer el vertido de aguas fecales, al menos hasta mañana domingo. «Por precaución», explicó ayer el alcalde de Los Alcázares, Anastasio Bastida. El director general del Mar Menor, Antonio Luengo, confirmó que «en los últimos análisis -realizados ayer- la concentración de bacterias de origen fecal se ha reducido en cinco veces y eso nos indica que el vertido cesó y que se está disolviendo».

«No es peligroso -añadió-, pero se sigue un control exhaustivo para evitar situaciones que puedan producir infecciones en los bañistas». Solo se reabrirá la playa al baño cuando dos análisis consecutivos arrojen niveles normales. Tanto Luengo como Bastida coincidieron en que «al menos hasta el domingo o lunes no se permitirá el baño».

El problema ahora reside en la localización del origen del vertido. «Me tiene muy preocupado porque no damos con la causa», afirmó Bastida. La empresa Aqualia hizo ayer un nuevo 'barrido' a la red de saneamiento, que tiene monitorizada e incluso introdujo cámaras para visualizar una posible rotura. Los responsables barajan la posibilidad de un pozo ciego de alguna casa vieja, quizás una tapa de alcantarillado levantada por el exceso de lluvias o el desbordamiento de un tramo de la red.

Fotos

Vídeos