El paso de vehículos pesados por el casco urbano de Campos del Río divide a los vecinos

El PP presenta una moción para prohibir la circulación de los camiones por el centro

José Luis Piñero
JOSÉ LUIS PIÑEROCampos del Río

Una moción presentada por el PP de Campos del Río, que se debatirá en el próximo Pleno y en la que exigen restringir el tránsito de vehículos pesados por el núcleo urbano, ha dividido a los vecinos del municipio. Algunos sostienen que «son camiones necesarios porque transportan fruta de temporada y no molestan». Sin embargo, otros critican que estos tráilers pueden provocar desperfectos en las calles, debido a su gran peso, y que además hacen un ruido «excesivo».

Según exponen los populares en su propuesta, «la proliferación de las explotaciones agrícolas en la zona norte del municipio hace que el paso de camiones que transportan fruta recolectada, sobre todo en ésta época del año, aumente exponencialmente». Añaden que este tipo de transporte «no solo es molesto porque provocan ruido a cualquier hora del día, sino además porque contaminan y suponen un peligro para los vecinos y los niños que juegan en las calles».

El portavoz del PP local, Jerónimo Gómez, solicita a la alcaldesa, María José Pérez, que «escuche a los vecinos de la calle Tarifa y a los usuarios del parque de La Estación. Y que de una vez por todas tome medidas para evitar la circulación de vehículos pesados por las vías del núcleo urbano». Además, anima a la regidora a que «aproveche la redacción del nuevo Plan General de Ordenación urbana para incluir esta iniciativa popular, y que se pueda compaginar la actividad agrícola con la feliz convivencia de los vecinos».

«Crisis de ansiedad»

El Gobierno local se muestra sorprendido por la moción del PP. Según el PSOE, la propuesta «manifiesta su desacuerdo con el transporte de mercancías motivadas por la campaña de recolección de frutas». Señalan «la importancia que tiene el sector agrícola, que genera gran cantidad de puestos de trabajo para los vecinos y sostiene buena parte de la economía local, generando riqueza y empleo».

Por ello, no entienden «el empeño del PP en oponerse a los trabajos derivados de este sector, que se encuentra en plena campaña de recolección. Lo único que quiere el PP es generar alarma social entre los vecinos de la localidad». Los vecinos de la calle Tarifa se quejan porque soportan que los camiones pasen demasiado cerca de sus viviendas, ya que «las aceras son muy pequeñas», denuncian. Explican, asimismo, que los ruidos y temblores les están provocando «estados de ansiedad» e incluso miedo a vivir en sus propias casas. «Pensamos que en cualquier momento se puede producir un derrumbe en nuestras casas», temen.

Los residentes de esta zona piden la construcción de un vial o una circunvalación que desvíe el tráfico pesado de las calles del casco urbano a las carreteras de salida del pueblo. «Acabaría con los problemas», apuntan. Sin embargo, otros residentes, como José Pérez, son más permisivos y se muestran a favor del trabajo de los jornaleros y los transportistas: «Tienen que vivir, y en plena campaña, más aún».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos