La oposición en bloque abandona el Pleno tras no admitir la alcaldesa una moción de urgencia

Los ediles de PSOE, Cs y Blanca Lo Primero pedían la bajada del sueldo de los ediles del equipo de gobierno

JESÚS YELO

Los concejales de la oposición (PSOE, Blanca Lo Primero y Ciudadanos) abandonaron el pasado lunes el Pleno después de que la alcaldesa, Ester Hortelano, no admitiera una moción de urgencia sobre la reducción del 50% de las retribuciones económicas que perciben tanto Hortelano como el resto de ediles del equipo de gobierno del PP.

La oposición solicitaba que Hortelano pasara a recibir una retribución de 1.131,15 euros brutos en catorce pagas; que la edil Lucia Ato cobrase 618,75 euros brutos también con catorce pagas y que pasase a tener dedicación parcial de treinta horas. Y los cuatro concejales restantes, 231 euros brutos igualmente de catorce pagas. En la actualidad, la regidora cobra mensualmente 2.200 euros brutos.

Los ediles de la oposición argumentaron que «la situación financiera de nuestro ayuntamiento, después de 22 años de gestión del PP, es muy delicada por su elevada deuda. Hay muchos problemas para reducir el periodo de pago a proveedores al límite legal y, como consecuencia, el Ministerio de Hacienda envió a primeros de año una carta por incumplir los planes de ajuste del gasto que habían comprometido en 2012».

La decisión de la alcaldesa de Blanca de no permitir que se debatiera esta moción levantó ampollas en los partidos de la oposición, cuyos ediles decidieron abandonar en bloque la sesión plenaria. El portavoz del PSOE, Pedro Luis Molina, dijo que «la actitud de la alcaldesa es absolutamente arrogante y dictatorial por impedirnos debatir la urgencia de una moción que corresponde decidir al Pleno». Añadió que, «sabedora de su falta de apoyos en el pleno, ha impedido el debate sin argumentos y erigiéndose en juez y parte, negándonos el amparo de la secretaria municipal».

Por su parte, Francisco Javier Rodríguez, de Blanca Lo Primero, manifestó «nuestra más contundente repulsa ante actitudes totalitarias como la ofrecida por Ester Hortelano». Y desde Cs consideraron la actitud de Hortelano de «dictatorial, soberbia y arbitraria. Le interesa más traer a Boris Izaguirre que solucionar las situaciones irregulares de gran número de trabajadores municipales que han denunciado estas anomalías».

«No está motivada»

«He considerado que la moción no es urgente, no está motivada y es de dudosa legalidad al no existir elementos objetivos en su presentación». Con estas palabras, la alcaldesa justificó la inadmisión de la moción presentada por el PSOE con el apoyo de Blanca Lo Primero y Cs. «La moción es indigna y rastrera. El portavoz del PSOE está anclado en el rencor y la revancha. Es curioso que él cobrara 2.700 euros como alcalde y yo, por ser mujer, tenga que cobrar 1.100 euros», recalcó Hortelano. Añadió que «lo que les duele [a los ediles de la oposición] es que estemos funcionando».

Temas

Blanca

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos