Muere a los 75 años el dueño de la marisquería Casa Félix, de Barinas

Félix Rocamora, en una foto de archivo./pepe Valero
Félix Rocamora, en una foto de archivo. / pepe Valero

«Era un hombre muy generoso y siempre abría las puertas de su restaurante a todo el mundo», recuerdan sus allegados

LA VERDAD

Félix Rocamora, propietario del restaurante y marisquería La Fuensantica-Casa Félix, en Barinas, falleció ayer a los 75 años. La capilla ardiente está instalada en el tanatorio de Abanilla. Hoy, a las 17 horas, se celebrará el funeral en la iglesia Virgen del Rosario de Barinas.

Rocamora comenzó su andadura en el mundo de la hostelería cuando era muy joven. En la calle Virgen del Rosario montó una taberna que regentaba junto a su madre. Aquel establecimiento se hizo conocido en todos los puntos de la Región por sus deliciosos caracoles y las habas que allí servían.

Apasionado del fútbol

Pero cuando Rocamora cumplió 30 años decidió cambiar de local y fundó la que hasta ahora ha sido la casa de todos los vecinos de Barinas: el restaurante La Fuensantica-Casa Félix. Una marisquería que, gracias a sus productos y al carácter de su propietario, traspasó fronteras y se hizo muy conocida en diferentes puntos del territorio nacional. «Las puertas estaban siempre abiertas a todo el mundo, porque Félix era una persona muy generosa», explica Pepe Valero, amigo íntimo de Rocamora. «Fue un apasionado de los toros. Por allí pasaron muchas figuras del toreo, desde Jesulín de Ubrique hasta Pepín Liria», recuerda. Además, Rocamora tuvo una gran vinculación al fútbol, pues fue durante años el presidente del Barinas F.C.

La noticia del fallecimiento de Félix Rocamora cayó ayer como un jarro de agua fría entre sus amigos y allegados, quienes lo recordaban como «una gran persona».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos