Un móvil rural para conectar con la Policía

Imagen de archivo de las protestas de los vecinos por los robos en sus viviendas. /G. Carrión/ AGM
Imagen de archivo de las protestas de los vecinos por los robos en sus viviendas. / G. Carrión/ AGM

Los vecinos de las zonas diseminadas ya disponen de una aplicación telefónica directa con los agentes locales

S. SÁNCHEZFUENTE ÁLAMO

Los vecinos de los entornos rurales de Fuente Álamo ya cuentan con una aplicación móvil, conectada a la Policía Local, que podrán usar en caso de verse en una situación de peligro. Esta novedosa tecnología ha sido presentada por el alcalde, Antonio Jesús García Conesa, el portavoz de Cs, José Antonio Oliver, -impulsor de la iniciativa- y el oficial jefe del Cuerpo, Francisco Javier Martínez, así como un técnico de la empresa Tecnopol, que ha desarrollado la aplicación.

La iniciativa surgió el año pasado, en un contexto donde se produjeron muchos robos en los núcleos diseminados del municipio. Con la aplicación se pretende «establecer un sistema de geolocalización para que la Policía pueda ir al lugar exacto de la incidencia, ya que, en ocasiones, la toponimia y la complejidad geográfica dificulta la tarea ante una llamada telefónica», comentó el regidor.

Uso responsable

El uso de la aplicación está destinado para diseminados y entornos rurales, es decir, viviendas, instalaciones y empresas aisladas que planteen dificultad de acceso. «Es importante decir que el manejo de este servicio debe hacerse de forma responsable, ya que en el momento que se pulsa el botón se están movilizando equipos para resolver la incidencia», recalcó el jefe de la Policía Local, quien añadió que «los núcleos urbanos no están incluidos en esta tecnología».

Para comenzar a usarla hay que descargar la app 'Residencia segura', que es gratuita, en la tienda Playstore de Android o en la App Store de iPhone. Una vez instalada en el teléfono móvil, se piden unos datos de registro que quedarán en la base de datos de la Policía Local y serán los que automáticamente lleguen a su terminal, en el caso de que se presione el botón de peligro.

El registro debe hacerse desde la propiedad a la que se desea que acudan los agentes cuando el usuario pulse el botón, ya que el sistema de georreferencia guardará solamente esas coordenadas concretas. Así, la aplicación «no es una alarma para proteger su casa: es una herramienta para protegerse a usted, que sustituye a la tradicional llamada telefónica», destacó Martínez. Además, también ofrece la posibilidad de que varios miembros de una unidad familiar puedan tener registrado en sus teléfonos la misma ubicación. Esto se hará mediante un código que la Policía facilita al usuario.

Con el fin de asegurar la mayor efectividad, se han dotado a los agentes de tabletas digitales en los coches patrulla para que las incidencias también las reciban aunque no estén en la sede policial. En el caso de que todos los equipos estén ocupados, se pasa el aviso a la Guardia Civil.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos