Miles de romeros acompañan a San Roque hasta su ermita

Los romeros se vuelcan, ayer, con San Roque./J. A. Moreno
Los romeros se vuelcan, ayer, con San Roque. / J. A. Moreno

J. YELO

Los blanqueños celebraron ayer el día grande de sus Fiestas de Primavera con la tradicional romería, que congregó a más de 2.000 personas, que acompañaron al patrón San Roque durante los cinco kilómetros de recorrido desde la plaza de la Iglesia hasta la Ermita de su mismo nombre.

Tras el pasacalles del Tío de la Pita, a las siete de la mañana, el redoble de campanas y el sonido de las tracas y cohetes anunciaron al pueblo el inicio de la romería. Durante su recorrido, se sucedieron varias paradas para que los romeros degustasen las tradicionales monas y compartieran su almuerzo a base de habas, bacalao, tortilla y conejo frito, con tomate todo ello, en una jornada de hermandad y convivencia en el campo de San Roque. Una vez allí y como manda la tradición, los peregrinos acudieron a la Ermita para bendecir las ramas de tomillo que se pasan por las llagas. En torno a las cinco de la tarde, San Roque emprendió el camino de vuelta hacia la iglesia de San Juan Evangelista con la procesión desde la conocida como Punta del Pueblo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos