Mazarrón y Águilas cierran la mejor campaña turística desde el inicio de la crisis

Turistas, ayer, disfrutando de una de las playas de Águilas./P. Alonso
Turistas, ayer, disfrutando de una de las playas de Águilas. / P. Alonso

La ocupación hotelera aumentó este verano en ambos municipios; los empresarios achacan esa subida a «tiempos de bonanza, similares a los del año 2007»

JUAN RUIZ PALACIOS

Mazarrón y Águilas se consolidan como principales destinos de sol y playa elegidos por los turistas que quieren visitar la Región. Así lo confirman los hosteleros de ambos municipios costeros, que confirman que durante los meses de julio y agosto han colgado el cartel de no hay habitaciones en sus hoteles y que subrayan que esta campaña se asemeja a la de 2007, antes de que la crisis irrumpiera. Los datos de ocupación arrojan un incremento con respecto a 2016, aunque septiembre sigue siendo la asignatura pendiente.

El aumento de visitantes en Águilas y Mazarrón, apuntan los expertos del sector turístico, se debe a la oferta de sol y playa, «aunque también hay que tener en cuenta la caída del turismo en el Mar Menor por el estado de sus aguas. Este hecho ha atraído a numerosos veraneantes».

La gerente de la Asociación de Hostelería y Turismo de Águilas (HosteÁguilas), María José Serrano, afirma que «agosto registró un 93% de ocupación hotelera, cuatro puntos más que en 2016. El éxito está en la calidad de las playas y en la gastronomía de esta zona de costa. La oferta de sol y playa tira mucho». Serrano señala que «el sector de la restauración en Águilas registró un aumento del 15% en la facturación con respecto al verano pasado, por lo que los datos son muy buenos». Por su parte, el técnico de Turismo del Ayuntamiento de Mazarrón, Pío Garrido, puntualiza que la ocupación media en hoteles fue del 97% en agosto, siete puntos mayor que en el mismo periodo de 2016. «La clave del éxito ha estado en la promoción de la marca Mazarrón, en la calidad de las playas y en la gran oferta del sector hostelero», añade.

Los visitantes, con una edad de entre 30 y 55 años, se alojaron una media de tres días En la costa aguileña, la facturación de los bares se ha incrementado un 15% en los meses estivales

Según apuntan los empresarios, el perfil de los turistas que visitaron ambos municipios es practicamente el mismo. Hombres y mujeres llegados de Madrid y de la Región, principalmente, cuyas edades están comprendidas entre los 30 y los 55 años y que se alojan en estos complejos una media de tres días.

El gerente del hotel mazarronero Atrium, Fernando Caride, sostiene que «hemos tenido lleno en julio y agosto. En invierno estamos consiguiendo mantener un buen índice de ocupación con turismo europeo». En el hotel Playa Grande también se muestran muy optimistas con los datos, aunque son conscientes de que este septiembre ha sido un mes más tranquilo que el de 2016. La encargada del departamento de reservas del complejo, Verónica Tudela, apunta a que «en agosto hemos tenido una ocupación media del 98%. De hecho, ha sido el mejor mes de agosto en los últimos años, ya que el repunte experimentado es once puntos mayor con respecto al mismo periodo del año pasado». Añade que «la ocupación en septiembre ha caído en dos puntos, pasando del 82% del 2016 al 80% de este año».

Subida de precios

Los precios de las habitaciones han subido ligeramente en este último ejercicio. Los turistas alojados en el hotel Playasol pagaron este verano tres euros más que en 2016. El director del complejo, Francisco José Muñoz, expone que «el aumento de turistas se debe a que nos encontramos en años de bonanza y recuperación. Las reservas en verano aumentaron un 12% con respecto a la última época estival». Sin embargo, este especialista hace hincapié en que «en Mazarrón necesitamos más actividades de ocio, porque lo único que se ofrece a los turistas es sol y playa. Siempre somos los últimos en cuanto a ocio e inversiones».

Las cifras de ocupación hotelera en Mazarrón son similares a las de la costa aguileña. Toñi Navarro, encargada de recepción en el hotel Águilas Playa, señala que «el verano ha sido bastante bueno porque hemos tenido una media de reservas del 95% durante junio, julio y agosto. La mayoría de clientes han venido de Madrid y de otras zonas de la Región». Aunque admite que en septiembre «hemos notado una caída».

Para David Andrés Rodríguez, jefe de recepción del hotel Águilas Resort, «el éxito de Águilas como destino turístico es el clima». El hotel Puerto Juan Montiel es uno de los alojamientos preferidos por los turistas que llegan al municipio. El subdirector, Juan Francisco Montiel, explica que «agosto fue igual de bien que en 2016, con un 91% de plazas ocupadas. Sin embargo, en septiembre hemos experimentado una bajada de tres puntos». Añade que este verano se ha visto potenciado el turismo gastronómico. En general, el sector apunta que la actividad hotelera ha vuelto a niveles previos a la crisis.

Piden más plazas hoteleras

La mayoría de los empresarios hoteleros de Mazarrón y Águilas achaca el éxito de ocupación a la gran calidad de playas en ambos municipios y a la oferta en el sector de la restauración, pero demandan más plazas hoteleras y ampliar la oferta de actividades. También creen que es necesario que los ayuntamientos programen más actividades de ocio y exploten los potenciales de estas dos localidades costeras. David Andrés Rodríguez, encargado del hotel Águilas Playa, reclama «más publicidad para que los turistas conozcan este destino».

Por su parte, Fernando Caride, del hotel Atrium de Bolnuevo (Mazarrón), concluye que «habría que aumentar la oferta de restaurantes y organizar más actividades de ocio para conseguir atraer a más gente».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos