Cae en La Manga un estafador que fingía un alto nivel de vida para atraer a sus víctimas

LA VERDADMURCIA

La Guardia Civil ha detenido a un corunés, de 44 años, acusado de cometer una serie de estafas en La Manga del Mar Menor. Hasta el momento se le atribuyen cuatro hechos delictivos. La investigación se inició la pasada semana, cuando la Benemérita recibió una denuncia en la que dos empresarios informaban ser víctimas de una estafa, que rondaba los 10.000 euros, al parecer, por una persona que se había ganado su confianza durante algún tiempo hasta que le permitió culminar su plan ilícito.

Según las denunciantes, el autor se hacía pasar por director comercial de una empresa de diseño informático y ofrecía servicios como creación de páginas web y administración de redes sociales. Inicialmente los servicios contratados fueron efectivos hasta el punto de fructificar, ya que el restaurante de una de las denunciantes incrementó su clientela.

El presunto autor aumentó la frecuencia de visitas tanto al local como al entorno de estas personas, estrechando su relación hasta límites familiares, lo que le permitió tener acceso a documentación personal y de la empresa. También fingía mantener un alto nivel de vida, hablando de fuertes inversiones y conduciendo coches de gama alta.

Poco después comenzó a solicitar considerables sumas de dinero para la contratación de prestaciones personales de los perjudicados, argumentando descuentos en el precio de contratación o compra debido a sus supuestas influencias. Finalmente y tras haber recibido una considerable suma de dinero por unos servicios no realizados, el sospechoso dejó de atender al teléfono y visitar a sus clientes, esfumándose de la misma forma que apareció.

Varias denuncias

Tras la presentación de varias denuncias en un mismo día, la Guardia Civil desplegó un dispositivo de búsqueda sobre el sospechoso, que en todo momento había figurado con nombre falso. Las primeras pesquisas permitieron a los agentes detectar que el nombre utilizado por este sujeto en los casos denunciados de La Manga coincidía con el de otro caso de estafa en Carboneras (Almería).

La investigación comenzó entonces a ampliarse, ya que en la provincia vecina se había llegado a constituir hasta una plataforma de afectados por delitos idénticos a los denunciados en Murcia. La investigación se propagó hasta Málaga, Alicante y La Coruña, donde el sospechoso había acometido hechos similares. no se descarta que puedan aparecer nuevos perjudicados.

Fotos

Vídeos