El juzgado rechaza el recurso de Arimesa por la paralización municipal de la cantera

Instalaciones de la cantera de Arimesa en Santomera./Vicente Vicéns / AGM
Instalaciones de la cantera de Arimesa en Santomera. / Vicente Vicéns / AGM

Avala la decisión del Consistorio contra la empresa, «que sabe que está ejercitando una actividad sin licencia», según la Sala

Zenón Guillén
ZENÓN GUILLÉNMurcia

El futuro de la cantera de áridos de Arimesa en Santomera se complica cada vez más pese a la movilización de la empresa y sus trabajadores. Y es que el Juzgado de lo Contencioso Administrativo nº 2 de Murcia ha rechazado, con fecha del pasado 4 de enero, el recurso presentado por la mercantil contra la decisión de cierre de las instalaciones por parte del Ayuntamiento, cuya Junta de Gobierno Local inició hace justo un año el expediente de ejecución forzosa de la sanción y medida de restauración ambiental impuesta en 2009.

En los razonamientos jurídicos expuestos por el magistrado en su auto, al que cabe recurso de apelación en un plazo de quince días, se indica que «la actora sabe que está ejercitando una actividad sin licencia y, pese a ello, la continúa y pretende que se suspenda el cese acordado con fundamento en unas consecuencias económicas, reparables, y manifestaciones referidas al fondo del asunto; consecuencias y manifestaciones que, en la valoración de los intereses en pugna, no pueden prevalecer sobre el interés general defendido por la Administración». Por ello, se decide «no acceder a la medida cautelar pedida».

La alcaldesa de Santomera, Inmaculada Sánchez Roca, manifestó ayer a 'La Verdad', tras conocer la resolución, que «como siempre hemos defendido, esta es una cuestión jurídica que está en manos de los tribunales». Y subrayó «nuestro respeto más absoluto hacia las decisiones judiciales, vayan en la dirección que vayan». También hay que tener en cuenta que la mercantil se encuentra todavía tramitando la autorización ambiental autonómica a la que se encuentra sometida la planta.

«La orden de cierre de la cantera de Zacacho -explotada por la mercantil Arimesa- nunca ha respondido a motivaciones políticas, como se ha intentado hacer ver desde la empresa, sino que nos hemos limitado a aplicar la ley», insistió la regidora. Sánchez Roca añadió también que esta sentencia corrobora que el Consistorio «ha actuado correctamente», a la vez que lamentó «haber tenido que sufrir insultos, acusaciones, persecuciones y coacciones durante los dos últimos años y medio por haber actuado conforme a lo que establece la Ley».

En el auto judicial se deja claro que «adicionalmente, de lo que se trata es de dar cumplimiento a una sanción y medida de restablecimiento impuestas por un acuerdo de 2009 confirmado judicialmente en apelación en 2015; no obstante lo anterior, la mercantil no ha cumplido voluntariamente lo decidido en sentencia y, sabedora de que carece de licencia, ha solicitado una autorización ambiental autonómica pendiente de decisión. No consta, pese a lo que se afirma, que la resolución de esta esté siendo obstaculizada por el Ayuntamiento. Tampoco es esta la sede adecuada para decidir sobre la aplicación retroactiva o no de la Ley 4/2009 que afirma que le favorece».

De esa manera, se da la razón al Ayuntamiento de Santomera, que expuso, sin perjuicio de lo que resulte del procedimiento de autorización ambiental en curso, que «no existe apariencia de buen derecho por cuanto se trata de ejecutar una sanción y medidas confirmadas judicialmente», además de que, por otra parte, «la no suspensión puede resultar lesiva para el medioambiente y los recurso naturales de flora y fauna del municipio».

La empresa llegó a presentar un informe sobre los datos económicos más relevantes derivados de la ejecución del acuerdo municipal para el cierre de la cantera, así como un listado de pedidos de suministro pendientes de entrega del año 2017, en el que se cuantificaban las pérdidas y costes del cese de la actividad.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos