Las heladas dejan daños en 3.000 hectáreas de frutales

Las aseguradoras señalan que los principales cultivos afectados son melocotón, nectarina, paraguayo y albaricoque de variedades extratempranas

EFEMURCIA

Las heladas del pasado fin de semana han afectado a unas 3.500 hectáreas de frutales en la Región y la Comunidad Valenciana, según la Agrupación Española de Entidades Aseguradoras de los Seguros Agrarios Combinados (Agroseguro), que iniciará las tasaciones la próxima semana. En un comunicado, Agroseguro explicó ayer que espera recibir esta semana los primeros partes de siniestro generados por las heladas de los días 23 y 24 en frutales, almendros y hortalizas. Además, anunció que reforzará las comarcas afectadas con la presencia de peritos de las zonas colindantes para agilizar la valoración y pago de las indemnizaciones.

Agroseguro aclaró que el pasado fin de semana un frente de aire muy frío provocó un desplome de las temperaturas de hasta 6 grados bajo cero y ocasionó importantes daños en explotaciones de las provincias de Murcia y Valencia. Así, en Murcia se estima una siniestralidad de cerca de 3.000 hectáreas, y en Valencia, aunque las temperaturas no fueron tan bajas, se prevé que unas 500 hectáreas hayan sido afectadas.

En el caso de los frutales, los cultivos más perjudicados han sido el melocotón, la nectarina, el paraguayo, la platerina y el albaricoque, de recolección extratemprana y temprana -anterior al 10 de junio- de las zonas de la Vega Media y Alta del Segura. Además, también se han visto afectados los almendros, que se encontraban en plena floración, con las zonas más perjudicadas en los municipios del Noroeste y el Altiplano, así como algunas hortalizas en la comarca del Guadalentín.

El portavoz adjunto del PP en el Congreso de los Diputados, Teodoro García, indicó ayer que «los parlamentarios murcianos van a preguntar en el Ministerio de Agricultura por los mecanismos que se van a poner en marcha para paliar los efectos producidos por frío extremo».

Unas heladas, según remarcó, que han afectado a la fruta extratemprana, lo que ha supuesto, tras una primera evaluación, «pérdidas cifradas en mas de 20 millones de euros y a las que hay que sumar los de miles de puestos de trabajo de las personas que viven del campo».

Los diputados se van a preocupar de la agilización de la cobertura del seguro «que protege a los agricultores en caso de riesgos climáticos como los sufridos». El diputado hizo una referencia al paisaje que ofrece el periodo de floración en Cieza y del que dijo que «no sería posible sin el trabajo sacrificado de muchos agricultores que pasan noches en vela luchando contra el clima».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos