Exigen la dimisión del regidor y de la concejal investigada por presunta falsedad documental

José Enrique Gil./N. García / AGM
José Enrique Gil. / N. García / AGM
Fortuna

«Gracia reconoció en el juzgado haber falsificado la firma de otro edil para favorecer al primo de Gil», denuncia el PP

Juan Ruiz Palacios
JUAN RUIZ PALACIOS

El Partido Popular exigió ayer la «inmediata dimisión» del alcalde socialista de Fortuna, José Enrique Gil, y de la concejal Marisol Gracia, esta última por «reconocer el pasado miércoles, en presencia de un juez, haber falsificado la firma de otro edil para favorecer al primo del regidor municipal y prorrogar su contrato de trabajo». Así de tajante se mostró la portavoz del PP en Fortuna, Catalina Herrero, que compareció acompañada de la portavoz del partido en la Región, Nuria Fuentes.

Igualmente recordaron que el primer edil fue citado en calidad de investigado por una juez de Cieza para prestar declaración por los presuntos delitos de prevaricación y falsedad documental, en relación con una declaración responsable relacionada con la instalación eléctrica de un centro educativo. Estas diligencias fueron archivadas, sin embargo, por la instructora, y ayer mismo la Audiencia Provincial ratificó el sobreseimiento de los cargos contra el alcalde, que queda así libre de cualquier sospecha.

Fue el propio Gil quien ayer dejó constancia de que «el PP interpuso una denuncia contra mí por falsedad de documento público y prevaricación por las obras de un colegio. Un juzgado de Cieza desestimó aquella denuncia, pero el PP presentó un recurso en la Audiencia Provincial, que hoy finalmente ha ratificado el sobreseimiento y que yo no cometí ilegalidad alguna».

«No puedo entender por qué no esperan a que la juez se pronuncie», declara el primer edil

Pese a ello, la portavoz popular, Nuria Fuentes, reclamó ayer al secretario general de los socialistas murcianos, Diego Conesa, que «se pronuncie y fuerce ambos ceses para que se lleven a efecto de forma inmediata». Y añadió que, de no hacerlo, «estará dando refugio y cobijo a ambos, convirtiéndose en cómplice de este engaño que está perjudicando a los vecinos de Fortuna».

«Queremos comprobar de qué lado está Conesa, que se posicione. Si está junto a la verdad, debe mostrarles el camino de la salida, y si por el contrario no reprueba esta actuación y no les exige su dimisión, significará que está de acuerdo y participará, en silencio, de este engaño», dijo Fuentes, quien pidió que se asuman «responsabilidades políticas en este asunto».

Prórroga de un contrato

Respecto de la denuncia sobre la presunta falsificación de una firma por parte de la edil Marisol Gracia, el alcalde Gil afirmó que «no entiendo por qué piden dimisiones antes de que se pronuncie la juez que instruye el caso. El trabajador es mi primo, pero quien firmó su contrato fue el concejal Miguel Romero. La edil Gracia le explicó al juez que fue víctima de un complot». El regidor añadió que «voy a esperar porque esto es, sin duda, un complot contra nosotros». Y recordó que «el PP mantuvo en Fortuna a un alcalde condenado -Matías Carrillo-, que no dimitió y estuvo al frente del gobierno local».

Por su parte, Raúl Pardo-Geijo, letrado de la concejal socialista Marisol Gracia, presentó ayer un escrito en el juzgado solicitando el sobreseimiento de la causa sobre su cliente. «Ha prestado declaración sobre los hechos investigados y ha quedado constancia de que los mismos -tras las explicaciones dadas y la documentación aportada- se revelan como no constitutivos de delito alguno».

«A Marisol Gracia -insistió el abogado- se le atribuye el hecho de haber falsificado la firma del denunciante en la prórroga de un contrato de trabajo que, por cierto, ya se encontraba prorrogado. A estos efectos es indiferente si falsificó una o cien firmas», puntualizó Pardo-Geijo Ruiz en el escrito presentado en el juzgado de Cieza.

Temas

Fortuna

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos