Una enfermedad amenaza con secar los olmos de la carretera del Niño

José Luis Piñero
JOSÉ LUIS PIÑEROMula

Más de una decena de olmos, situados en la carretera RM-516 (de Mula al Niño de Mula), de gran y mediano porte, están afectados por la plaga de galeruca y, según dos biólogos, algunos podrían padecer incluso grafiosis. La galeruca del olmo es un coleóptero que se alimenta tanto en estado larvario como adulto de hojas de esta especie.

El árbol ve mermada su capacidad de fotosíntesis y puede alcanzar un serio deterioro. Un ataque importante da lugar a defoliaciones de mayor o menor intensidad, que generalmente no matan al árbol, pero lo debilitan hasta el punto de permitir la entrada de escolítidos y otros perforadores de la madera. La grafiosis es una enfermedad fúngica, muy peligrosa, que afecta a esta especie. Este organismo ocupa los vasos del xilema y se extiende provocando que las hojas se marchiten y que el árbol se muera.

El hongo entra en el árbol porque el insecto que se alimenta de hojas y madera lleva a su cuerpo adheridas las esporas y las van diseminando. La segunda vía de infección es a través de las raíces. De un árbol infectado pasa por ese conducto a otros cercanos, entrando en la corriente de savia que lo distribuye a la copa. El hongo tapona los vasos conductores de savia. En unos meses, muere.

Fotos

Vídeos