Los donativos de los vecinos ayudan a restaurar la iglesia de San Juan

Los andamios, en el templo. / A. A.

La gota fría de diciembre causó daños en la cúpula y la estructura por valor de 160.000 euros

A. CAMPOYArchena

Cada andamio se pudo levantar sobre el otro gracias en parte a los donativos de los vecinos de Archena. Los trabajos de restauración del templo de San Juan Bautista, valorados en 160.000 euros, salieron adelante «por la solidaridad» de los feligreses, agradece el párroco Alfonso Alburquerque.

La alarma saltó durante la celebración del sepelio de una vecina, cuando, en una de las tardes de lluvia torrencial que dejó la gota fría el pasado mes de diciembre, el agua empezó a entrar al templo a chorros desde la cúpula y la cubierta. La estructura sufrió graves desperfectos y el coste de los trabajos de restauración eran inasumibles por la parroquia, por lo que el párroco se vio obligado a lanzar un SOS a los vecinos.

La campana de 103 reales

Lo primero que hizo fue difundir por redes sociales el presupuesto de los trabajos y solicitar colaboración económica para sufragar los gastos. Los vecinos tienen mucho cariño a la iglesia porque se edificó hacia la primera mitad del siglo XV y tiene elementos de valor, como la campana mayor, adquirida en 1734 por 103 reales. De manera que la llamada del cura produjo un efecto cascada.

«El edificio se vio pronto rodeado de andamios, muchos feligreses han colaborado bien con una cantidad económica puntual y otros con ayudas mensuales», detalla el párroco. Las obras comenzaron en abril y el sacerdote Alburquerque anunció ayer que «ahora están a punto de finalizar».

Temas

Archena

Fotos

Vídeos