La dirección regional de IU da por roto el pacto de gobierno tras el cese de Marín

Jesús Amor, alcalde; y Candi Marín, edil de IU. / J. C. / AGM

Una grabación revela un enfrentamiento de la exalcaldesa con el funcionario responsable de recursos humanos, en la que le manifiesta que «me siento acosado»

Zenón Guillén
ZENÓN GUILLÉNMurcia

«Se ha roto de facto y unilateralmente un acuerdo de gobierno. Se trata de un acto desleal del actual alcalde hacia su pueblo, al futuro de Moratalla, a su palabra dada y firmada, a su programa político, a la izquierda de Moratalla y de la Región de Murcia, y sobre todo a la verdad y a la decencia públicas». Ese es el duro y rotundo mensaje que lanzó la dirección regional de IU-LV tras la decisión adoptada el pasado martes por el actual regidor socialista, Jesús Amo, consistente en retirar las delegaciones como concejal del gobierno local a la que hasta hace apenas tres meses era su antecesora en el cargo, Candi Marín.

A partir de aquí, está por ver si Marín, junto a los otros ediles de la coalición de izquierdas en la Corporación moratallera, dan un paso adelante y escenifican en la práctica la ruptura del pacto de gobierno local, que dejaría a los cinco concejales del PSOE en una situación de debilidad frente a un PP con el mismo número de representantes en el Pleno.

Desde la cúpula regional de Izquierda Unida, a través de sus coordinadores generales, la propia Candi Marín y José Luis Álvarez Castellanos, califican lo ocurrido de un hecho «gravísimo», que concentra «lo peor de las prácticas políticas», por lo que esperan «una reacción de la organización regional del PSOE». De hecho, hacen hincapié en que si no se produce «tendremos que explorar las medidas en los ámbitos local y regional a las que nos abocaría esa decisión». Y ahí emerge el dilema de si llegarían a intentar una moción de censura junto a los populares. Algo que a priori parece muy improbable.

El regidor socialista se mantiene firme en su decisión de apartar a su antecesora de la gestión

La edil de Izquierda Unida pide a la cúpula del PSOE en la Región «una reacción»

Posición firme del PSOE

Por su parte, Jesús Amo se mantiene firme en la decisión adoptada con respecto a su antecesora, al cesarla del cargo de primer teniente, así como de las concejalías de Política Social, Participación, Ciudadana y Vivienda, justificada por sus «constantes problemas con el personal del Ayuntamiento». Una medida con la que pretende acabar con el mal ambiente generado a raíz de las diferencias de criterio en la gestión.

De hecho, la grabación de una conversación entre Marín y el funcionario responsable de los recursos humanos y contrataciones, a la que ha tenido acceso 'La Verdad', confirma las profundas diferencias que hay en el día a día en la administración del Consistorio. Este empleado municipal le llega a decir a la concejal de IU que «me siento acosado», tras la insistencia de esta para que tramite unos expedientes de contratación de personal, a pesar de que esas competencias corresponden al regidor. Incluso, le lanza el mensaje de que «algunos no han asumido su papel».

En la acalorada disputa, la exalcaldesa admite que está grabando la conversación y acusa al empleado de cuestionarla e insultarla, mientras este sostiene que es ella la que lo amenaza diciéndole: «Ten cuidado».

Ante esta situación, Jesús Amo reconoció ayer a 'La Verdad' que tenía claro que «no se podía seguir así», ya que no es el único caso de enfrentamiento. En cuanto al apoyo de su partido, el primer edil socialista asegura que tiene el respaldo total de la agrupación local y se siente avalado por la dirección regional, «que es conocedora de lo que ocurría».

Con todo, en IU insiste en que Amo ha elegido de forma «calculada y maliciosamente el momento para tomar esta decisión, al adoptar la misma en un interregno de poder en el PSRM». Y añaden que «lo hace, además, a sabiendas de que pone en un aprieto al nuevo secretario general de los socialistas murcianos, desde un pueblo que ha sido de los pocos municipios del Noroeste en los que Diego Conesa salió derrotado en las recientes primarias».

Por ello, insisten en que su actitud «compromete y debilita las relaciones del PSOE e IU-LV», tanto en el plano autonómico como en el local. Y recuerdan que gracias a su formación, han evitado gobiernos de la derecha, y que hoy tengan la vara de alcalde más de una docena de candidatos socialistas.

Por último, acusan a Amo de haber maniobrado «desde el rencor y con la utilización de la mentira, atribuyendo el desencuentro a unas inexistentes malas relaciones de Candi Marín con el personal del Ayuntamiento, cuando es sabedor de que se ha dignificado como nunca antes el trabajo de los empleados públicos locales, y que el único enfrentamiento habido lo ha sido con la empleada pública y militante del PP que ocupaba interinamente, sin ser habilitada nacional y sin la titulación requerida para ello, el puesto de secretaria general del Ayuntamiento».

Fotos

Vídeos