Alianza del PSOE de Alcantarilla, Mula y Murcia contra el impacto de la ampliación de la MU-30

Las tres agrupaciones impulsan mociones para instar a Fomento a que la construcción del tercer carril no elimine el acceso de Barqueros a la autovía

Jorge García Badía
JORGE GARCÍA BADÍAMurcia

El tercer carril de la autovía de El Palmar (MU-30) mantiene con las espadas en alto a las agrupaciones del PSOE en Alcantarilla, Mula y Murcia. Constituirán una comisión para trasladar su «malestar» a la Consejería y el Ministerio de Fomento, por el «impacto negativo» que supondrá para sus municipios la eliminación del acceso a la MU-30 desde la carretera de Barqueros y Fuente Librilla, para acometer la ampliación de esta infraestructura.

«Vamos a promover una acción conjunta desde las agrupaciones porque estamos a favor de los tres carriles, pero hay suficiente espacio para mantener el acceso y la salida a la autovía de El Palmar desde Barqueros», resumeel portavoz de los socialistas alcantarilleros, Gabriel Esturillo. «Solo hace falta voluntad política y una mayor inversión».

A menos de treinta kilómetros, en Mula, el alcalde del PSOE, Juan Jesús Moreno, avanza que con esta comisión «el consejero de Fomento, Pedro Rivera, tendrá que recibir a los afectados para buscar soluciones. Hace falta un tercer carril, pero sin perjudicar a los vecinos». Dentro de esta alianza intermunicipal, las tres agrupaciones también presentarán mociones en sus respectivos plenos.

Pretenden solicitar una reunión al consejero Rivera a fin de buscar alternativas al proyecto

Los primeros en hacerlo fueron los socialistas alcantarilleros en el Pleno del pasado jueves. En este término municipal la pérdida del acceso a la MU-30 aislará el barrio de San José Obrero y provocará un aumento del tráfico en el barrio de Las Tejeras porque los vecinos tendrán que coger la autovía a través del polígono Oeste. «La eliminación del enlace convertirá la MU-30 en un límite más para nuestro municipio», sentencia el portavoz local del PSOE.

«También perjudica gravemente el desarrollo urbano del municipio en el margen oeste de la MU-30, crucial para una conexión adecuada con Sangonera la Seca». La moción salió adelante con los votos a favor de la oposición y en contra de los populares. «No entendemos que el PP haya claudicado sin pedir a Fomento una contraprestación en infraestructuras para el pueblo», lamenta Esturillo.

La próxima iniciativa plenaria se someterá a debate el miércoles en Mula, y, según Moreno, «saldrá adelante porque tenemos el apoyo de IU». En la propuesta, el PSOE alerta de que la eliminación del enlace de Barqueros para habilitar un tercer carril en la autovía, «dificultará el desplazamiento» hacia Murcia, las universidades, la ITV y el Hospital Virgen de la Arrixaca, de las 700 personas que residen en la pedanía muleña de Fuente Librilla.

«Vuelta a los años ochenta»

La moción advierte de que «supondrá para los vecinos de Barqueros y Fuente Librilla la obligación de entrar en el casco urbano de Alcantarilla hacia el polígono Oeste o el instituto Sanje para poder incorporarse a las autovías de Cartagena, Noroeste y del Mediterráneo. Así, el tráfico se verá incrementado significativamente en el casco urbano de Alcantarilla y el polígono industrial Oeste».

El alcalde muleño clama que «será un caos, vamos a volver a los años ochenta, a atravesar Alcantarilla para coger la autovía, porque la otra alternativa es ir a Los Baños de Mula y eso son 25 minutos». Las iniciativas alcantarillera y muleña instan al Ministerio a que «modifique» el proyecto de ampliación de la MU-30, «manteniendo los enlaces» de entrada y salida a la autovía de El Palmar desde Alcantarilla y Barqueros.

La moción en Murcia no se presentó al último Pleno debido al conflicto por el soterramiento del AVE, pero Esturillo y Moreno avanzan que próximamente se tramitará una petición similar. En el texto se alertará de las consecuencias socioeconómicas que acarreará la pérdida del acceso directo a la autovía para las tres poblaciones. «Dificultará el transporte de mercancías de la pedanía murciana de Barqueros, que cuenta con dos fábricas de cojines y colchones», ejemplifica el regidor muleño.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos