La alcaldesa pierde la cuestión de confianza ante PP y Ciudadanos

Jorge García Badía
JORGE GARCÍA BADÍAMurcia

Estaba lleno hasta la bandera el Salón de Plenos de Beniel para asistir anoche a la cuestión de confianza a la que se sometió la alcaldesa, Mari Carmen Morales, después de que Cs y PP le tumbasen los presupuestos de 2018. La regidora perdió el debate por ocho votos a favor, los del PSOE, frente a nueve en contra del PP (seis) y de Cs (tres). La sesión se prolongó dos horas y tras la misma, Morales quedó en funciones en la Alcaldía, a expensas de que a lo largo de un mes la oposición saque adelante una moción de censura.

En el Pleno, los populares avanzaron que no impulsarán una iniciativa para arrebatar la vara de mando a la alcaldesa. Tras la sesión, Ciudadanos avanzó que «tomaremos las decisiones que debamos tomar», incluso tratar de negociar con el PP una moción de censura.

La alcaldesa no presentará su dimisión, a pesar de que la oposición le pidió que renunciase al perder la confianza del Pleno. Si transcurrido el plazo de un mes, PP y Cs no alcanzan un acuerdo, el equipo de Gobierno del PSOE sacará adelante automáticamente las cuentas de 2018, que ascienden a 6,7 millones, y Morales seguirá al frente de la Alcaldía.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos