El alcalde pedirá a López Miras contratar a desempleados para restaurar suelos mineros

López Milán entregará al presidente la moción que reclama un estudio de la afección de los metales pesados en los colegios del término municipal

P. S.LA UNIÓN

Contratar a parados del Servicio de Empleo y Formación (SEF) para revegetar suelos contaminados. Es la propuesta que realizará el alcalde de La Unión, el socialista Pedro López Milán, al presidente regional, Fernando López Miras, durante la reunión que ambos mantendrán próximamente en el palacio de San Esteban. La idea del regidor consiste en que el Ayuntamiento y la Consejería de Medio Ambiente determinen las áreas que hay que restaurar, «con el fin de neutralizar los elementos contaminantes de suelos o pantanos con técnicas ambientales».

La actuación más viable, según el Ayuntamiento, sería un tratamiento calizo superficial de las zonas contaminadas con posterior revegetación mediante especies autóctonas. «Sería algo muy similar a lo que se va a llevar a cabo en la parte de la bahía de Portmán que no se va dragar», ejemplifica López Milán. La mayor pega de la propuesta es la financiación, por lo que el alcalde pedirá al jefe del Ejecutivo autónomo «dotación presupuestaria a la mayor brevedad».

Durante la reunión, López Milán trasladará a Miras la moción aprobada en el Pleno que reclama que en los centros escolares del término municipal se haga un estudio similar al desarrollado por la Consejería de Medio Ambiente en El Llano del Beal, población cartagenera en la que se determinó que los escolares del colegio San Ginés de la Jara estaban expuestos a metales pesados, lo que motivó la adopción de medidas en el recinto escolar. De hecho, eso es lo que pretende el alcalde: «Determinar los efectos que hay por el grado de exposición a los metales pesados y adoptar las medidas pertinentes para proteger a los escolares del contacto con los residuos tóxicos». Además, el Ayuntamiento quiere que la Consejería de Salud elabore un estudio epidemiológico sobre la posible afectación de la población debido a su exposición a los suelos contaminados y la comunicación de los resultados de todos estos estudios, en su caso, a la Fiscalía Superior de la Región. De momento, el director general de Medio Ambiente, Juan Madrigal, se ha reunido con el alcalde y le ha confirmado que la Consejería llevará a cabo un plan de reforestación en la Sierra Minera con el fin de contener los arrastres mineros y acometer un cordón verde alrededor del núcleo urbano. Madrigal también le comunicó que han comenzado los trabajos del Plan Regional de Recuperación Ambiental de Suelos Afectados por la Minería.

Por su parte, el Consistorio ha pedido formalmente a la Dirección General que en el plan participen los técnicos municipales. Entre otras actuaciones, es necesario hacer un inventario de suelos contaminados y un plan de seguridad minera, basándose en la recopilación de estudios previos.

88 pantanos y cientos de hectáreas contaminadas

Solo entre los términos de La Unión y Cartagena se estima que hay 88 pantanos mineros y cientos de hectáreas de suelos contaminados. La Asamblea Regional también ha tomando conciencia de la problemática existente con las explotaciones mineras abandonadas y dentro de la Comisión de Política Territorial ha creado una ponencia que estudie los problemas ambientales, sociales y de salud de la Sierra Minera. El impulsor de la iniciativa es Podemos y ha propuesto la comparecencia de representantes de Portmán Golf (empresa propietaria de la sierra), científicos de la UCPT y la UMU, asociaciones de vecinos y personal de las consejerías de Salud, Medio Ambiente y Educación.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos