El alcalde de Fuente Álamo denuncia que los bomberos tardaron 45 minutos en atender un incendio

El tiempo de respuesta medio para Fuente Álamo, con vehículo y dotación procedente del parque de Alhama o, en ocasiones, Los Alcázares, oscila entre 20 y 35 minutos

S. SÁNCHEZFuente Álamo

El excesivo tiempo de respuesta del Consorcio de Extinción de Incendios y Salvamento de la Región (CEIS) para sofocar dos fuegos en sendas viviendas del centro urbano de Fuente Álamo soliviantó ayer los ánimos del Alcalde, Antonio Jesús García Conesa. En el primero de ellos, la tardanza fue de alrededor de 35 minutos y en el segundo, 45. Unos tiempos, a decir del Alcalde, “manifiestamente inadecuados para atender este tipo de emergencias”. En ambos casos, no hubo que lamentar daños personales de importancias porque los ocupantes de los inmuebles afectados (fueron tratados por leve inhalación de humo), subrayó el regidor, salieron por su propio pie de las viviendas y se resguardaron en la azotea y en una terraza adyacente, respectivamente.

El tiempo de respuesta medio para Fuente Álamo, con vehículo y dotación procedente del parque de Alhama o, en ocasiones, Los Alcázares, oscila entre 20 y 35 minutos, cifra que García Conesa quiere que se rebaje “sustancialmente” con el establecimiento de un destacamento en su municipio. “Ya hemos ofrecido a la Comunidad Autónoma unos terrenos para ello”, indicó el Alcalde.

En el primer incendio, en la madrugada del sábado, una vez llegaron los bomberos, rescataron a cuatro personas, una de ellas un menor de 9 años. A las 1.58 horas, varias llamadas alertaron al Teléfono Único de Emergencias '1-1-2' de un incendio en una vivienda de dos plantas situada en la calle San Miguel. Además, informaron de que en el tejado había varias personas. Al lugar del incendio se desplazaron Policía Local, Guardia Civil, bomberos y ambulancias del Servicio Murciano de Salud. Sobre las 2.34 horas, el madrugada, el sargento de bomberos del CEIS comunicó que el incendio estaba controlado.

Acerca del otro incendio, a las 10:30 horas, el 112 recibió una llamada en la que se comunicaba la existencia de fuego en una vivienda de planta baja en la calle Villa Conesa. Poco más tarde, la policía Local constataba que todos los inquilinos habían abandonado el interior de la vivienda y se habían cobijado en una terraza anexa.

En ambos casos, los técnicos del CEIS están investigando para determinar las causas de los incendios, aunque la hipótesis más probable es que generaron por algún chispazo o cortocircuito del tendido eléctrico interior.

Lo que pasó

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos