Los agricultores lamentan las pérdidas por la caída del precio del albaricoque

José Luis Piñero
JOSÉ LUIS PIÑEROMula

El precio del albaricoque ha caído a la mitad, con respecto al año pasado, en el campo de Mula. Los agricultores denuncian que están «cansados de ver cómo los fabricantes conserveros juegan con nuestro trabajo y sacrificio. Ellos son los que ponen el precio». Sostienen que «no podemos continuar trabajando en la producción de albaricoque a precios tan sumamente bajos».

El albaricoque está a la mitad de precio que el año pasado. En el caso de la variedad Mirlo blanco, la caída llega hasta un 75%, pues ha pasado de 35 céntimos el kilo a 8 céntimos esta temporada. En la variedad murciana, esta fruta ha bajado de los 48 céntimos a los 27. Y en la clase Bulida, la más apreciada por su color, sabor y calidad, el cambio es de hasta 27 céntimos más barato que en 2017.

El agricultor Francisco Guirado explica que «es imposible mantener los cultivos y producir con estos precios, ya que solo la recolección tiene un coste de 15 céntimos por kilo. Y esto solo nos cubre el pago del salario de los jornaleros agrícolas que recogen la fruta». Este productor se pregunta: «¿Quién nos paga nuestro jornal y los gastos que tenemos durante todo el año? Arado, poda, cuidados del árbol, riegos, abono... Todo eso vale dinero».

Los jornaleros agrícolas, la mayoría contratados a través de empresas de trabajo temporal (ETT), cobran 9,60 euros la hora y trabajan una media de 7 horas al día. Los jornaleros suelen recolectar una media de 450 kilos de fruta cada día.

A esta coyuntura hay que sumar que los frutales de los parajes de Prao Negro, La Palma, Balate, Cañaillas y Cagitán se vieron dañados por las tormentas de granizo de finales de abril y primeros de mayo, lo que supuso la pérdida de un 30% de la cosecha (casi 1,5 millones de kilos).

Pero los agricultores están preocupados por los fabricantes conserveros, «por sus estrategias de esperar a última hora o cuando ya se ha recolectado más de la mitad de la fruta, para dar un precio exacto para la compra de albaricoque». Y se quejan: «Han esperado a que tengamos recolectado el 70% de la cosecha, para poner los precios. Es injusto».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos