UGT advierte de que se verán afectados unos 3.000 jornaleros

LV

La Federación de Industria, Construcción y Agro de UGT mostró ayer su preocupación por la situación de miles de trabajadores del campo de la Vega Alta del Segura (Cieza, Abarán, Blanca y Calasparra...) afectados por las nuevas heladas sufridas el pasado fin de semana en la Región y que amenazan a más de tres mil puestos de trabajo en plena campaña de 'aclareo' manual de fruta extratemprana y temprana.

Según apuntan desde el sindicato, «un nuevo episodio de heladas ha vuelto a traer al primer plano la situación de precariedad en la que desarrollan su labor los miles de trabajadores del campo», quienes se ven afectados no sólo por las duras condiciones meteorológicas, sino también por los efectos del clima sobre la recolección.

Aunque todavía es pronto para evaluar el daño sufrido, según advierten desde UGT, para las explotaciones de la Región, lo cierto es que «los trabajadores del campo están siendo los primeros en sentir los efectos de la helada en sus empleos». De hecho, se estima que más de tres mil jornaleros «ven peligrar su medio de subsistencia como consecuencia del temporal de estos días, que afecta a las frutas de la campaña extratemprana y temprana, sobre todo a la nectarina y al albaricoque».

Lo ocurrido este fin de semana es, según UGT, un ejemplo más de «la precariedad que existe en nuestro campo y de la urgencia en articular ayudas extraordinarias para paliar los efectos climáticos en la comarca». El sindicato exige a las administraciones que faciliten las medidas necesarias para que a los trabajadores afectados «se les computen las jornadas perdidas como jornadas de trabajo reales».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos