Adiós a los baches en la entrada de la carretera a Mula y Pliego

La Consejería de Fomento acomete el arreglo de unos 300 metros de la cuesta de La Sultana

JOSÉ LUIS PIÑEROMULA

Los baches de la carretera de entrada a Mula y Pliego desde la autovía del Noroeste y la pedanía de La Puebla, RM-516, pasan por fin al baúl de los recuerdos. El arreglo del firme del tramo de la denominada cuesta de La Sultana, que se encontraba en pésimas condiciones, se había convertido en una reivindicación histórica para los vecinos.

De hecho, han transcurrido más de tres años desde que fue solicitado formalmente a la Consejería de Fomento el arreglo del asfalto, ante la existencia de más de una decena de baches en apenas unos 300 metros, que perjudicaban notablemente a los vehículos. Incluso afectaban de manera peligrosa a la estabilidad de motos y bicis.

Más de una docena de operarios han estado trabajando con maquinaria moledora, apisonadora, extendedora y pavimentadora asfáltica para proceder al arreglo del firme de este vial, utilizado por miles de conductores diariamente.

El proyecto de acondicionamiento llevaba un retraso de dos años. Aunque tras las fuertes lluvias del invierno pasado, desde Carreteras se llevaron a cabo varias obras, por un importe de 36.249 euros, que comprendían la construcción de un muro para evitar desprendimientos de tierras y piedras de un talud, a orillas del tramo de la Carrasquilla.

También se llevó a cabo la limpieza de cuatro puntos de arcén de la carretera -dos en la Cuesta Zapata, uno en el Zurbano y uno en La Carrasquilla-. Sin embargo, se retrasa el inicio de acondicionamiento de los once kilómetros que unen las pedanías de El Niño y Los Baños, pasando por la circunvalación de la ciudad de Mula.

El director General de Carreteras, José Antonio Fernández Lladó, junto con técnicos de la Consejería de Fomento, presentó un informe, en febrero de 2016, al alcalde, Juan Jesús Moreno, donde concretaba realizar una inversión de 3,2 millones de euros, en no más de cinco años. Sin embargo, ha seguido el retraso, que achacó al hecho de que hay que llevar a cabo la «eliminación de algunos ejemplares de árbol» y añadió que «nosotros estamos disponibles a ejecutar cuando determine el Ayuntamiento».

Los árboles en cuestión se encuentran a orillas de la línea de la calzada; en total, 150 ejemplares de todos los tamaños. Ocho de ellos se encuentran ya secos y muertos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos