Orihuela renuncia a la reelección satisfecho de su «lucha permanente con la Administración»

José Orihuela./M. BuesoGráfico
José Orihuela. / M. Bueso

El rector no se presentará a los comicios de la UMU en marzo porque «quiero volver a enseñar a mis alumnos, a pensar Matemáticas»

Fuensanta Carreres
FUENSANTA CARRERESMurcia

El rector de la Universidad de Murcia (UMU), José Orihuela, no se presentará finalmente a la reelección en los próximos comicios fijadas para marzo. Lo anunció ayer, emocionado y desahogado a la vez, al Consejo de Gobierno de la UMU, después de haber insistido en los últimos días en que su decisión de seguir adelante era firme. «Satisfecho» de su gestión al frente de la institución y de «mi lucha permanente con la Administración», José Orihuela, quien ya hizo un amago de abandono ante el Claustro hace un mes, comunicó ayer su renuncia formal al Consejo de Gobierno de la institución, a cuyos miembros recordó que «el derroche de energía frente a las autoridades que nos gobiernan ha sido, y lo seguirá siendo, labor fundamental del rector de nuestra universidad. Que nadie se lleve a engaño, creo que toda la comunidad deberá exigírselo a quien me sustituya en el cargo», expuso.

Convencido de que ha sido capaz de demostrar que «la Universidad se puede dirigir de otra manera», el rector -que lo seguirá siendo hasta el día de la votación, el 6 de marzo, para el nuevo mandato del Rectorado de la UMU-, admitió ante su equipo que «en algunas ocasiones he pecado de exceso de personalismo», y realizó un satisfactorio balance de sus cuatro años de gestión. «No ha sido sencillo. No ha sido nada sencillo», dijo, consciente de que «la decisión de no presentarme podría debilitar nuestra posición en estos momentos» respecto a asuntos como la financiación de la UMU, «pero no podía retrasar más el anuncio una vez fijado el calendario electoral».

Mensaje a los aspirantes

El rector, quien con su renuncia deja el campo libre a los tres candidatos que, hasta la fecha, han confirmado su concurrencia a las elecciones -el catedrático de Derecho del Trabajo, decano de la Facultad de Ciencias del Trabajo y actual presidente del Consejo Económico y Social (CES), José Luján; el catedrático de Biblioteconomía y exvicerrector de Comunicación (dimitió después de un año y medio en el equipo de José Orihuela), José Antonio Gómez; y el decano de Química, Pedro Lozano-, anheló que quien le suceda en el cargo sea capaz de pelear por una universidad «más científica, pero también más luchadora, más equitativa, más solidaria, menos mercantilista, más investigativa, pero menos tecnólatra, más homeostática, más ecoeficiente, más verde, menos patriarcal».

No ofreció Orihuela una razón definitiva para su renuncia, más allá de recordar que su gestión al frente del Rectorado «siempre fue una lucha con las autoridades, y es importante mantenerla. No puede mantenerse con otro tono que no implique fuerza». Una energía para Orihuela incompatible con su deseo de volcar la suya en la docencia y la investigación: «Volveré a enseñar a mis alumnos, a pensar Matemáticas en profundidad, a mis investigaciones y proyectos, que tan desatendidos tengo ya por un excesivo tiempo, lo que podría conducirme a la incapacidad que nunca tuve en la esencia de cualquier profesor universitario», se despidió el rector

Y reclamó a los candidatos que concurran a los comicios de marzo -el plazo de presentación de candidaturas se abrirá el 29 de enero de 2018- su «compromiso por seguir haciendo una defensa al menos tan comprometida como la que hemos llevado estos años».

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos