La CHS se olvida de sus propias medidas para sanear el Mar Menor utilizando salmueroductos

Retirada de tubos de los salmueroductos de la rambla de Los Alcázares. /Vicente Vicéns/ AGMGráfico
Retirada de tubos de los salmueroductos de la rambla de Los Alcázares. / Vicente Vicéns/ AGM

Hace ocho años que los propuso como solución para eliminar los vertidos; pero en vez de eso está desmantelando la red que ya construyó

Manuel Buitrago
MANUEL BUITRAGO

El Ministerio de Agricultura y la Confederación Hidrográfica del Segura (CHS) están haciendo exactamente lo contrario de lo que propusieron para combatir la contaminación del Mar Menor por efecto de la salmuera de las desalobradoras. En los dos últimos planes hidrológicos de cuenca plantearon la construcción de salmueroductos que recojan los vertidos de las desalinizadoras privadas del Campo de Cartagena, pero en lugar de eso están desmantelando la red que ya existe y que construyó el propio organismo de cuenca, como publicó 'La Verdad'.

El plan vigente, como el anterior, detalla que es necesaria la red de salmueroductos para conducir el agua de rechazo de los riegos y verterlas posteriormente al Mediterráneo. Asimismo, se considera necesaria la construcción, mejora o reparación de colectores y bombeos de aguas residuales. La medida tiene un horizonte de ejecución entre los años 2022 y 2027, con un presupuesto de 20,3 millones de euros.

Desde el año 2009 no se ha hecho nada con el salmueroducto, que era la solución propuesta para mitigar la contaminación del Mar Menor, y la realidad es que a día de hoy el Ministerio tampoco ha iniciado las obras. En lugar de eso, se está desmontando la red que ya existía en el Campo de Cartagena, por parte de la empresa estatal Tragsa.

Los salmueroductos debían ser costeados al 100% por los usuarios -los regantes en este caso-, ya que no contaban con fondos europeos, según se refleja en la documentación de los planes de cuenca.

La CHS ha sostenido hasta ahora que las desalobradoras podían ser utilizadas siempre que estuvieran condicionadas a la correcta recogida y evacuación de las salmueras al mar. A raíz de la orden de la Consejería de Medio Ambiente del año pasado para evitar los vertidos contaminantes al Mar Menor, así como de la querella que prepara el fiscal, dichas desalobradoras han sido prohibidas.

Las medidas de la CHS para evacuar la salmuera recogidas en los dos últimos planes de cuenca coinciden con lo que pedían los regantes: utilizar los salmueroductos, conectarlos con la estación de bombeo de la desembocadura de la rambla del Albujón y conducir los residuos hasta la planta de El Mojón, para verterlos definitivamente en el Mar Mediterráneo previamente tratados. Nada de eso se ha hecho hasta ahora.

Protesta de Coag

Coag se hizo ayer eco de la noticia publicada por 'La Verdad' y criticó «la destrucción del salmueroducto que la CHS construyó hace decenas de años para evacuar la salmuera de las desalobradoras, que podría haber evitado el vertido de residuos al Mar Menor». El organismo de cuenca dijo el pasado lunes que este salmueroducto estaba en desuso. Coag recordó asimismo que se construyó una estación de bombeo junto a la desembocadura de la rambla del Albujón que nunca llegó a funcionar y cuya misión era recoger los drenajes y vertidos para bombearlos hasta la desalobradora de El Mojón, donde se tratarían, vertiendo el residuo final en el Mediterráneo.

Indicó igualmente que el salmueroducto costó a los contribuyentes unos 6.000 millones de pesetas de la época (36 millones de euros), para que los drenajes de la actividad agrícola del Campo de Cartagena no llegaran al Mar Menor. «Ya es hora de que se ponga orden en la administración pública del agua para que no se sigan produciendo más daños al regadío murciano, a los agricultores y al resto de los ciudadanos», dijo Coag en un comunicado.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos