laverdad.es
Miércoles, 20 agosto 2014
sol
Hoy 21 / 34 || Mañana 20 / 31 |
más información sobre el tiempo

GASTRONOMÍA

La Boutique del Picoteo (Molina de Segura) triunfa entre los amantes de la tapa imaginativa y el bajo coste
04.11.11 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
Creatividad en miniatura
E. Botella
La Boutique del Picoteo se sitúa en lo que durante muchos años fue el bar marinero Sapore di mare. Ahora, totalmente renovado, con un aspecto jovial y cervecero, sirve suculentas mini-raciones como huevo a baja temperatura con bechamel de trufa, croquetón de chipirón, ratatouille de verduras de la huerta o rissoto de setas, foie y crujiente de parmesano, entre otras. También dispone de tres tipos de ensaladas a base de foie y frutas con vinagreta de frambuesa o de queso de cabra y kikos con vinagreta de tomate.
Al mando de esta nave se encuentra José Dólera, un cocinero joven y con experiencia que, tras pasar por El Rincón de Pepe y Monteagudo, entre otros, ha decidido probarse en Molina de Segura con un bar económico que ofrece suculentos bocados en platos reducidos.
Además de las tapas, el local cuenta con un menú de 12 euros de seis tapas y uno de 5 para quienes se decantan por los guisos tradicionales. Para tener rotación, que se dice.
Aunque los fines de semana los jóvenes abarrotan la barra y las mesas altas, si andas un poco espabilado y reservas mesa puedes cenar de tapas bien sentado y con un buen servicio de camareros.
Esperando el menú con las nuevas sugerencias del chef, la camarera me pone un triste y anodino revuelto de frutos secos. Tengo hambre, pero no tanta. Un bar de tapas debería entretenerme de una forma más elegante, más provocadora. La primera imagen es la que cuenta, o eso dicen.
El primer plato es una de las nuevas recomendaciones del chef: vieira con cremoso de calabaza y aceite de perejil. Riquísimo. Recuerda a cómo sirven en los bares de pintxos de San Sebastián las vieiras, con una base cremosa, un punto ácido y la carne a la plancha. La espuma de calabaza es ligera y suave, y desprende un ligero sabor a mantequilla. Un plato para repetir.
El punto oriental de la carta la pone un sashimi de atún rojo a la brasa con mahonesa de soja. Realmente el pescado no ha pasado por las brasas, sino que es el aceite de brasas el que aporta el toque ahumado al plato. La mahonesa con soja resta profundidad a la salsa, aunque potencia la untuosidad. El atún aparece marcado por los cuatro costados y viene acompañado por unas huevas que explotan en la boca dejando un sugerente sabor a mar.
Un erizo de mar relleno y gratinado, un poco pasado de sal, pero con una estupenda bechamel aderezada con trocitos de cebolla bien pochada y un buen taco de foie con avellanas tostadas y una salsa de vino aderezada son un buen ejemplo de lo delicioso que resulta cambiar completamente el sabor que el comensal se lleva a la boca dentro del mismo menú degustación. Primero cremosidad y mar con el erizo y, seguidamente, dulce y grasiento foie con salsa de vino tinto. Bien elegido.
Canelón de pato
Otro buen descubrimiento es el canelón de pato con foie, que viene acompañado por dos bastoncillos de pan con azúcar tostada con soplete. La salsa del canelón es una simple reducción de nata y el canelón queda tierno y crujiente. Yo trabajaría la salsa un poco más, llevando al comensal hacia el sabor que prefiera.
De carne, angus. ¿Quién ha dicho que en una tapería no se podía comer buena carne? El entrecot se presenta trinchado y con una guarnición de patatas paja. Una gran porción simplemente marcada, tierna y sabrosa. Un capricho. También os recomiendo la carne de pluma y de presa que preparan. Un lujo. El postre, un flan de queso con frambuesas muy cuajado y terso. Con una textura similar a la del queso fresco. Y un browni caliente de chocolate blanco muy peculiar.
Lo bueno o malo de los locales de Murcia no se puede juzgar hasta que nos traen la cuenta. En la Boutique del Picoteo, además de probar una buena ración de creatividad servida en platos pequeños, el precio es muy asequible.
En Tuenti