laverdad.es
Domingo, 20 abril 2014
claros
Hoy 15 / 26 || Mañana 15 / 24 |
más información sobre el tiempo

auténtico terror en murcia

Personajes de cine, historias góticas, payasos siniestros y mucho humor se dan cita en este espectáculo. El 'Circo de los horrores' llega el jueves a la plaza de toros de Murcia
15.11.11 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
Malabaristas del miedo
Señores, señoras, pasen y teman, y no se fíen ni de su sombra. Llega a Murcia el 'Circo de los horrores', un espectáculo gótico dirigido y concebido como un gran monstruo con vísceras del teatro, el circo y el cabaret, y definido por sus organizadores como «la maravillosa poética del terror». Un montaje para pasarlo bien o mal, según se mire, o para pasarlo bien pasándolo mal, que todo puede ser; para salir con los pelos como escarpias y el corazón encogido. Un paseo por el otro lado y un encuentro con la belleza de lo repulsivo. Y mucho humor. Más lápida que carpa. 'Todo comienza en una noche de tormenta sobre el cementerio de los horrores. A lo lejos se oye acercarse un tren, que se aproxima, entre silbatos, vapor y el chirriar de sus frenos...'.
Suso Silva, Premio Nacional de Circo 2003, es el encargado de dirigir a estos malabaristas del miedo, contorsionistas del sobresalto, trapecistas de sombras y domadores de almas, en lo que quiere ser «un espectáculo nuevo, diferente e innovador que pretende ser un soplo de aire fresco al panorama circense español, apostando por un público ávido de nuevas e impactantes propuestas y aportando un diálogo circense teatral más cercano al público de hoy en día que al público de antaño y con un modo de ver y entender el circo».
El show, que llega el jueves a Murcia, a la plaza de toros, recrea en un antiguo cementerio gótico, perdido y medio abandonado, que data de primeros del siglo XIX. Gárgolas, lápidas de piedra cubiertas de musgo y moho, y otros significativos elementos, así como el continuo sonido a lluvia y olor a humedad, crea un lúgubre ambiente de frío y desasosiego.
Y allí está el mismísimo Nosferatu, anfitrión y maestro de ceremonias, que resume la intención de este paseo oscuro: «El circo ha muerto, vamos a desenterrarlo». Un Nosferatu con dos horas de maquillaje, un vestuario plagado de prótesis (orejas dientes, nariz y lentillas, alzas) y un sinfín de trucos escénicos.
Un circo que es también un gran plató de cine con diversas referencias cinematográficas desde 'La momia' (representada en el espectáculo sobre unas cintas voladoras que se pierden entre las vendas de ésta con una plástica y puesta en escena acrobática y tenebrosa) hasta la niña de 'El Exorcista' (dos contorsionistas que hacen una réplica de posesión sobre la cama y, entre convulsiones y espasmódicos movimientos, realizan un impactante número de contorsionismo y desmembramiento), pasando por 'El Baile de los Vampiros', de Roman Polansky, donde viejos chupasangres, algo roídos, pero con una gran clase se mueven al compás de la música mientras muerden a su víctima entre un paroxismo de sangre, música y danza; o 'Los freaks', dado que esta película también tiene su rincón en la introducción del espectáculo ya que, basados en el filme, un sinfín de personajes salidos de las más profundas pesadillas acomodarán al público dándoles la bienvenida.
Múltiples visiones
Otras miradas al cine son 'Poltergeist', con un número realizado por la pequeña Sara; 'X Men', con la aparición de personajes como hombres lobo; y 'Abierto hasta el amanecer', de Tarantino, con la vampira que danza con su serpiente albina. Y el cine también está presente en la música, con extractos de bandas sonoras como 'El Exorcista', de Mike Oldfield y su 'Tubulars bells', las melodías de 'Damian, la película', 'Una noche en el Monte Pelado' de Musorky y otras como 'El Hombre Elefante'.
Aseguran los responsables de esta ceremonia del desasosiego que buscan «la inmediatez y el impacto visual que este medio de terror nos sugiere. El fluir de la adrenalina es continuo a través del susto, la impresión y el más cruel de los miedos siempre aderezado con una buena dosis de humor que calma los ánimos cuando el clímax terrorífico es mas fuerte».
No falta de nada y casi nadie: payasos siniestros, guillotinas, zombies, vampiras, serpientes, muertos, enterradores, demonios, niñas de rostro angelical... ¡Uff!
En Tuenti


laverdad.es

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.