«Nuestro objetivo es reducir el número de derivaciones»

El director gerente del SMS apuesta por «mejorar la eficiencia» de los medios propios

J. P. P. MURCIA

El Servicio Murciano de Salud busca «mejorar la eficiencia de los equipamientos» de los hospitales públicos para «reducir en lo posible» el número de pruebas diagnósticas derivadas a centros concertados, explica Asensio López, director gerente del SMS. Sanidad también confía en tener que derivar menos intervenciones quirúrgicas a la privada con el aumento del número de quirófanos en el Rafael Méndez y el Morales Meseguer.

Los datos sobre derivaciones de 2016 están colgados ya en la web de Transparencia de la Comunidad, y también se han facilitado a la Asociación de Usuarios de la Sanidad, que solicitó esta información en su día sin éxito, hasta que el Consejo de la Transparencia recriminó la actitud del SMS en un duro dictamen. En su respuesta a los usuarios, el nuevo director gerente del SMS, Asensio López, explica que la actividad concertada está regulada por una resolución de mayo de 2017 en la que se establece que los pacientes serán derivados a centros privados «si existe una demanda superior a la que puede asumir el área con sus propios recursos», y si se prevé que la acumulación de pacientes impedirá cumplir con los tiempos máximos de demora. Así, el procedimiento de derivación se inicia cuando un paciente de prioridad 2 supera los 70 días de espera (el máximo está fijado en 90 días) o cuando un enfermo de prioridad 3 (150 días) supera ya los 120.

«Se informará al paciente de su derivación a un centro concertado. Si el paciente rechazara la derivación, continuará en lista de espera, pero se considerará demora no estructural», reza el procedimiento del SMS. Durante años, el Servicio Murciano de Salud ha llevado a cabo las derivaciones sin resoluciones ni protocolos claros. Hubo que esperar a 2015 para que llegasen las primeras órdenes y procedimientos regulados.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos